“Seguir en Nicaragua es un riesgo para mi salud”

Desde fines de marzo, el apostoleño Jonathan Doubña intenta regresar a Misiones. Le reprogramaron el viaje para septiembre. “No se toman medidas, mienten y manipulan los números de casos”.

10/06/2020 07:01

El 27 de marzo, el apostoleño Jonathan Doubña debía regresar al país tras unas vacaciones en Nicaragua. Pero no fue así: “Los vuelos se cancelaron, cerraron las fronteras y también los aeropuertos. En un primer momento se reprogramaron los vuelos, tres veces, y ahora me dicen que tengo fecha para el miércoles 2 de septiembre”, explicó el misionero.

Mientras aguarda el regreso, debe correr con los gastos de alimentación, alquiler y demás. “En mi caso estoy alquilando un departamento amueblado con cocina, por lo que tengo la facilidad de cocinar. Y gracias a mis compañeros de trabajo que me envían dinero de mi propia cuenta bancaria”, detalló.

Doubña señaló que ya agotó todas las instancias para regresar a Apóstoles y ahora teme por su salud. “En Nicaragua no se decretó la cuarentena, no se toman las medidas y se oculta, mienten y manipulan las cifras, es peligroso. En una semana pasó de 25 casos a 279 y la siguiente a 759.

Según un observatorio ciudadano, ahora no son 1.118 en total, sino 3.125, es abismal la diferencia. Y ese es el principal problema de los que estamos acá: no hay medidas y se manipulan los casos, nos queremos volver porque no nos sentimos seguros en este país”, reseñó.

 

Lejos de casa

En diálogo conFM 89.3 Santa María de las Misiones, la radio de PRIMERA EDICIÓN, Doubña manifestó que a estas alturas “dependemos de que alguno de los vuelos de repatriación haga escala en Honduras o Costa Rica, que son los dos países que conectan con Buenos Aires. Por estas horas, esperamos un avión que llegue a esos países y que desde la Embajada nos avisen. Estamos a la espera de eso”.

En Nicaragua, según Doubña, son muchos los argentinos varados en distintos puntos del país. “Solamente en el grupo de Whatsapp somos diez y estamos en permanente contacto, pero supongo que somos más en la misma situación”.

Con respecto a cómo se maneja sanitariamente el COVID-19 en el país, el misionero explicó que en caso de que se detecte un caso “se lo deriva a Managua, capital de Nicaragua, donde se le realiza un tratamiento, pero no sé qué tipo de tratamiento”, reconoció.