Trasladan a los acusados de una violación múltiple

Cinco hombres detenidos por el abuso sexual a una menor en Candelaria irán a la UP- VI de Posadas. Ocurrió en enero de 2020.

01/06/2020 11:49

LUGAR. La violación ocurrió en una de las dos playas que tiene Candelaria.

Un grupo de hombres de entre 19 y 32 años, será trasladado a la Unidad Penal 6 de esta capital luego de que el juez de Instrucción 2, Juan Manuel Monte, firmara la prisión preventiva para todos a raíz de un caso de “abuso sexual agravado” cometido en perjuicio de una menor de 15 años el primer día de enero de 2020, en un baño de una de las playas de Candelaria.

Además, las fuentes confirmaron que las pruebas de ADN comprometen a tres de los involucrados mientras se busca un sexto acusado, quien permanece desde entonces en rebeldía.

Fuentes consultadas por PRIMERA EDICIÓN indicaron que la medida se realizará en las próximas horas y los cinco acusados, que hasta ahora estaban detenidos en sedes policiales de la Unidad Regional X, pasarán a la UP-VI con prisión preventiva por los cargos de “abuso sexual con acceso carnal agravado por ser cometido por dos o más personas” en la cual fuera víctima una joven de 15 años en aquel entonces.

Los hombres de 19, 21, 22, 24 y 32 años están detenidos desde los primeros días de enero de 2020 cuando la madre de la menor denunció que su hija fue abusada sexualmente en un baño de la playita de Candelaria y en medio de los festejos por Año Nuevo.

El juez que investiga la causa, Juan Manuel Monte, consideró que los elementos incorporados en la causa hasta el momento son suficientes para resolver la prisión preventiva del quinteto aunque aún exista un sexto implicado que permanece prófugo.

Este Diario supo que de los cinco en cuestión, tres de ellos dieron positivos en las muestras biológicas obtenidas de los estudios practicados a la víctima tras el hecho.

Los otros dos involucrados en tanto, están sospechados de ser el encargado de la filmación (al igual que el prófugo), y el restante habría obligado a que la menor le practicara sexo oral, sin embargo es el único que no la habría accedido carnalmente.

Esto se desprendió en su momento del relato de la joven en Cámara Gesell y con los estudios psicológicos que le practicaron en los cuales se comprobó que no faltaba a la verdad ni tenía fabulaciones en sus relatos.

Otra prueba importante que está pendiente son las pericias a los teléfonos celulares de los acusados que si bien pueden aportar algo, no serán determinantes porque lo primordial en la causa ya estaría acreditado.

No obstante, las imágenes podrían aportar claridad en cuanto a los grados de participación de cada uno de los involucrados en el caso. Vale recordar que el video del acto sexual si bien no fue hallado aún, es mencionado en la denuncia que radicó la víctima y en su testimonio.

La denuncia fue horas después de aquel 1 de enero y según manifestó la menor estaba hablando con un conocido y en ese momento ingresaron los demás, supuestamente con el aviso de un “amigo” que sería el entregador.

Todos los detenidos son oriundos de Candelaria y conocidos en su mayoría por la familia de la menor en un caso que conmovió a la antigua capital.