Comerciantes de Oberá presionan para volver a abrir sus negocios

Desde la CRIPCO indicaron que "la situación es desesperante" por la falta de actividad, "y lo peor es que todas las deudas siguieron corriendo como lo hacen habitualmente".

07/05/2020 19:23

El pasado miércoles se concretó una reunión reducida en la sede de la Cámara Regional de Industria, Producción y Comercio de Oberá (CRIPCO), entre referentes del sector comercial y el intendente Carlos Fernández para analizar la situación límite que atraviesan al ser imposibilitados de desarrollar sus actividades con normalidad.

Durante el encuentro el Jefe comunal comunicó que se remitirán al Gobierno provincial los protocolos sanitarios para alcanzar la reapertura de diversas actividades en la ciudad, los cuales de ser aprobados por las autoridades provinciales se podrían implementar en Oberá a partir de la próxima semana.

En relación a esto, en diálogo con El Aire de las Misiones por FM 89.3, el presidente de la CRIPCO, Carlos Alberto Mielniczuk comentó que el pedido para retomar la atención al público en diversos rubros “es un tema que lo gestionamos y trabajamos desde el primer momento del aislamiento con el ejecutivo municipal pero también haciendo gestiones permanentes con la Provincia generalmente a través de la Confederación Económica de Misiones (CEM) de la cual somos parte”.

“Por ahí no se logra conseguir todo lo que se necesita y se busca, pero no bajamos los brazos y seguimos adelante”, agregó.

Al ser consultado sobre la posibilidad de alcanzar un acuerdo para la próxima semana, indicó: “Desde el primer momento fuimos viendo las diferentes propuestas que hubo para muchas de las actividades que ya habían sido autorizadas a trabajar, algunas con aperturas de locales y otras por deliverys. Pero la mayor complicación en este momento para algunos rubros es no poder abrir, si bien nos dicen que vendamos en forma online o por delivery eso no es fácil”.

Al mismo tiempo remarcó que “después que pasaron más de 40 días (de cuarentena) la situación de muchos comerciantes es desesperante. Lo peor es que todas las deudas siguieron corriendo como lo hacen habitualmente, con vencimientos de alquileres e impuestos, que a nivel nacional no han sido prorrogados, han vencido regular y normalmente”.

Además, recordó que “en el medio están los empleados y los pequeños comerciantes, que ya no tienen siquiera para comer. Necesitamos sí o sí encontrar alguna alternativa. Si bien todos sabemos que lo más importante es la salud y desde el primer momento acompañamos todas las medidas que se tomaron sobre el aislamiento, pero ahora con las medidas de cuidado necesarias tenemos que retomar la actividad económica porque va a ser aún peor si no hace algo de forma urgente”.

En relación a la diferencia sobre la posibilidad que tienen determinados rubros, sobre otros, de lograr la reapertura con un sistema de atención ordenada, Mielniczuk señaló: “Hay rubros que están más complicados, si bien se han elaborado los protocolos necesarios, y se realizó la elevación a los gobiernos, tanto municipal como provincial y nacional, todos los que tengan concentración y aglomeración de personas y no sean consideradas esenciales están más complicadas”.

“Nosotros trabajamos mucho sobre tiendas, boutiques, zapaterías, artículos para el hogar, el tema de lavaderos, casas de repuestos, concesionarias de auto, para que puedan abrir sus puertas y atender al público. Tenemos expectativas de que puedan hacerlo a partir de la semana que viene y es lo que estamos pidiendo hace rato”, completó.