Comerciantes buscan definir con el Gobierno el regreso a la actividad

Directivos de la Cámara de Comercio e Industria de Posadas (ccip) se reunieron con el intendente Stelatto. La mesa de trabajo avanzó sobre el armado de protocolos preventivos de higiene y salud que permitan la reapertura paulatina. Aún no hay fecha confirmada.

06/05/2020 07:48

Representantes de la Cámara de Comercio e Industria de Posadas (CCIP) mantuvieron una reunión ayer con el intendente Leonardo “Lalo” Stelatto, en la cual analizaron el pedido concreto que busca la apertura de los comercios generando protocolos de higiene y salud que permitan un regreso a la actividad de forma paulatina y administrada, conforme a las tareas que se desarrollan en los distintos rubros.

Sobre los resultados del encuentro, Sergio Bresiski de la CCIP, comentó, en diálogo con la  FM 89.3 Santa María de las Misiones, que “empezamos a trabajar juntos en un protocolo que nos permita la apertura de los comercios, de los que no estamos ahora exceptuados dentro del decreto”.

Al mismo tiempo remarcó que “todavía no tenemos definida una fecha para que esto suceda. Estamos en una mesa de trabajo constante desde la primera cuarentena, desde que se declaró esta situación extraordinaria en nuestro país. Ahora nos sentamos juntos en una mesa para ver de qué manera podemos elaborar un protocolo que contenga todas las medidas de prevención necesarias para cuidar la salud de toda la sociedad en su conjunto, y que a la vez nos permita la apertura de nuestros comercios”.

“Cuándo se va a ejecutar este protocolo y de qué manera, tiene que ser algo que se resuelva de modo articulado, juntos, tal vez con el Ministerio de Salud y el Ministerio de Trabajo que se sumarían a la mesa que ya integramos nosotros con la Municipalidad de Posadas”, amplió.

Cabe recordar que una de las fechas apuntadas para el posible regreso de la actividad comercial, en algunos rubros, sería el próximo lunes, según un comunicado que emitieron desde la CCIP. Al respecto, Bresiski comentó: “Es lo que nosotros sugerimos, pero no quiere decir que se haga así. Lo pedimos porque el escenario actual del sector, al cual nosotros representamos, es totalmente desesperante. Manifestamos esa desesperación, y lo que no queremos es que en este escenario se tomen acciones individuales, o sea que un comerciante decida por su parte empezar a abrir los comercios porque eso echaría por la borda todo el trabajo que venimos haciendo como sociedad”.

“Como institución nos vemos obligados a manifestar este problema y decir que esto puede llegar a ocurrir y que es mucho mejor elaborar un protocolo en conjunto, y tratar que la apertura del comercio esté dirigida por el protocolo”, señaló.

“No excluimos a nadie, estamos trabajando sobre un protocolo en general que incluye a la mayoría de los rubros que representamos. La mesa de trabajo dirá cuáles son los rubros que están en condiciones de abrir en esta etapa y cuáles no entrarían o quedarían fuera de la disposición de trabajo”, agregó Bresiski.

“La idea es tener definiciones antes del fin de semana. Es lo que estamos buscando en este momento con la mesa de trabajo, queremos armar un protocolo que esté a la altura de las circunstancias y que sea lo más abarcativo posible y que logre el objetivo que es permitir trabajar a la mayor cantidad de rubros”, añadió.

Consultado sobre cómo se realiza el armado del protocolo, respondió: “Nos estamos basando en los nuevos conocimientos que se van adquiriendo a medida que se investiga cómo se está haciendo en otros lugares, y de qué manera, y también se basa en lo que ya existe para determinados rubros, como supermercados, farmacias y ferreterías que estuvieron trabajando desde un principio”.

“Estamos trabajando en cómo las medidas de prevención, que son el uso de barbijos, máscaras, alcohol en gel, se podrían implementar, por ejemplo, en un comercio de indumentaria. Cómo se puede hacer la separación para que el distanciamiento social haga efectivo esos elementos de prevención”.

Sin embargo subrayó que “desde la CCIP no tenemos responsabilidad de tomar decisiones, nosotros representamos a un sector que lastimosamente es uno de los más perjudicados por la situación que estamos atravesando en conjunto. El contexto afecta mucho a la economía que ya venía golpeada, dentro de eso como institución trabajamos en tratar de minimizar los daños que pueda provocar esta pandemia en el sistema productivo de nuestra ciudad”.

Al mismo tiempo, Bresiski recordó que “los responsables de tomar las decisiones también tienen otras cuestiones que analizar en su conjunto”.

“Ese protocolo a la hora de ejecutarse en cada uno de los rubros o comercios, va a tener particularidades. Un rubro indumentaria es distinto al de juguetería. Pero lo que es boliche bailable, pub, o algo en lo cual la aglomeración de personas es mayor y tiene otro tipo de riesgos e irá por otro tipo de mesa de trabajo. Se sabrá en qué tiempo se aplicará esa parte del protocolo que corresponde a esos rubros para que puedan volver a trabajar, nosotros no podemos tomar esa decisión”, expresó.

Cabe recordar que en la ciudad de Posadas rige una flexibilización de la cuarentena con apertura de algunas actividades comerciales, mientras que siguen vigentes todos los protocolos sanitarios por el COVID-19. Por ello, el Jefe comunal se comprometió a analizar las propuestas presentadas por la CCIP durante el encuentro.

Por otro lado, Sergio Bresiski confirmó que el próximo jueves se llevará a cabo una reunión con el gobernador Oscar Herrera Ahuad para avanzar sobre el mismo tema.

 

Críticas

Bresiski opinó que a nivel nacional “todo se da en un escenario de incertidumbre porque no hay un mensaje claro desde el Gobierno. Llegamos a una tercera etapa de la cuarentena para que nos digan que existirá una cuarta y una quinta sin saber bien quiénes serán los nuevos exceptuados para comenzar a trabajar dentro de esas dos etapas”.

“Con la primera cuarentena mucha gente accedió a los créditos del 24% que daban los bancos pensando que volverían a abrir después del día 15. Pasaron más de 40 días y ahora se encuentran con que tienen que pagar los mismos costos fijos, y la cuota del crédito más el 24%. Todo eso pasó por un desmanejo y la desinformación que hubo a nivel general”, ejemplificó el titular de la Cámara de Comercio de Posadas.

Al mismo tiempo, apuntó: “La ayuda que dieron a las PyME y emprendedores fue poca y nula, representó el 20% de los costos fijos que tiene cualquier comerciante. Tardaron en llegar, fueron ineficientes y engorrosas”.