Por la cuarentena se fortaleció el crecimiento del comercio electrónico

La suba de los niveles de ventas es liderada por supermercados y farmacias. Las computadoras registraron un aumento de la demanda por las necesidades de los integrantes de una familia para mantener sus actividades laborales y escolares.

26/04/2020 09:12

Por efectos del aislamiento social preventivo y obligatorio, miles de familias se vieron obligadas a cambiar sus costumbres y hábitos de consumo. En ello, sobresale el importante crecimiento que obtuvo el comercio electrónico de diversos productos, principalmente sobre mercaderías de primera necesidad, como ser los alimentos, y artículos farmacéuticos.

El confinamiento impuesto por la crisis del coronavirus ha disparado el comercio electrónico a nivel nacional. Por ello aumentó el tráfico de las tiendas digitales, considerando que cada vez son más los negocios locales que se lanzaron al mercado online para enfrentar la crisis económica y la imposibilidad para la atención personalizada que aún pesa sobre diferentes sectores.

Al respecto, el director institucional de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico, Gustavo Sambucetti, al ser entrevistado por El Aire de las Misiones en FM 89.3, comentó que “el comercio electrónico viene de un año de crecimiento fuerte. Pero esta situación (por la pandemia del covid-19 y la cuarentena) hizo que se potenciara ese crecimiento”.

Al mismo tiempo apuntó que “los primeros rubros en los que se vio un gran incremento fue en supermercados y farmacias, que ya estaban autorizadas no solamente a vender sino también a trabajar con las entregas a domicilio. Es lo que más ha crecido. Todo lo que tiene que ver con niveles de venta de bienes esenciales subió, como ser los alimentos”.

Además recordó que “en los primeros días de abril se habilitó la comercialización online de una lista de productos electrodomésticos, como por ejemplo heladeras, lavarropas y computadoras, que tienen relación con la vida del hogar. Y después se abrió la posibilidad para las empresas y personas de poder armar los pedidos y ser entregados, en todas las categorías, cumpliendo con los protocolos sanitarios de cada jurisdicción”.

Al ser consultado sobre el nivel de movimiento de las ventas digitales, Sambucetti indicó que “todavía quizás hayan algunas demoras en el sistema de ciertos rubros, por la cantidad de pedidos acumulados durante este tiempo”.

“La venta online, comparada con situaciones normales, creció en el caso de supermercados por tres, mientras que en el caso de las farmacias fue hasta un 80%”, aseguró y añadió: “Así, en general lo que se está viendo en los últimos días son crecimientos muy fuertes pero también hay que tener en cuenta que parte de ese aumento es por clientes que ahora no pueden comprar en el mundo físico y se vuelcan al mercado online. Una vez pasada esta situación mucha de esa gente no va a permanecer en el mercado online”, anticipó.

Por otro lado, explicó que la venta online de computadoras también registró un destacado aumento por la necesidad de los integrantes de un grupo familiar. “Anteriormente quizás las casas no estaban equipadas para que toda la familia esté conectada al mismo tiempo. Seguramente muchos compartían una misma máquina. Sin embargo, ahora la madre, el padre y los hijos necesitan sus propias computadoras para seguir y mantener sus actividades. Es uno de los rubros que más creció”.

En relación al nivel de comercialización electrónica de otros rubros, contestó que “de a poco se va normalizando, como por ejemplo todo lo que tiene que ver con moda, para eso se hacen eventos y promociones. Muchas de esas empresas están muy complicadas porque tienen que pagar sueldos y alquileres y tienen sus locales cerrados, entonces se vuelcan al comercio electrónico como única vía por el momento”.

Puntualmente sobre las variaciones de precios, remarcó que en este tiempo “se mantuvieron y en algunos rubros hasta bajaron. En el rubro de la indumentaria se ven muchas promociones de la temporada invierno cuando en realidad recién está empezando, pero las empresas necesitan hacer caja para enfrentar sus gastos y están priorizando la venta pese a cualquier otra cosa”.

Así, según analizó el director de la entidad, “en distintos rubros pesa de distinta manera, pero lo online no reemplaza al mundo físico sino que lo complementa. Hay rubros en los cuales el producto es conocido y comparable, como el caso de la electrónica,  donde lo digital tiene un peso más fuerte, o en los servicios en general cuando no existe una logística de por medio. En los mercados más desarrollados la presencia online llega a un 15% o 20%, siempre hay un ida y vuelta, pero aún en los comercios físicos el consumidor cada vez utiliza más la interacción digital aunque sea para conocer horarios, dirección del local o promociones”.