En Oberá sólo se podrá salir a la calle día de por medio

La medida comenzará a regir desde la próxima medianoche. La posibilidad de circular dependerá de la terminación del DNI. Se establecieron excepciones.

16/04/2020 08:56

Los controles estarán a cargo de la Policía y agentes municipales.

Con el objetivo de restringir aún más la circulación de personas en la vía pública durante la presente cuarentena, el Ejecutivo municipal de Oberá decidió establecer que los obereños sólo podrán salir a las calles -para realizar las actividades exceptuadas, como compras de primera necesidad- en días alternos, en función de la terminación de su DNI.

Así, los documentos pares y terminados en cero podrán salir los lunes, miércoles y viernes, mientras que los impares lo harán los martes, jueves y sábados. Y eso, únicamente en el horario establecido en la Capital del Monte para la realización de actividades exceptuadas, como comercios y farmacias: de 7.30 a 15.

Esta medida, establecida por la Resolución 460 firmada ayer, comenzará a regir a partir de la próxima medianoche, el viernes 17, y se extenderá en principio hasta el 26 de abril, aunque podría extenderse en caso de alargarse también la cuarentena.

La norma contempla también algunas excepciones, como las personas que hayan obtenido un turno bancario o en la ANSeS y las situaciones de emergencia, principalmente vinculadas con la salud.

Al respecto, el director de Asuntos Jurídicos de la Comuna obereña, Matías Frick, explicó al programa “Primera Plana” de la FM 89.3 de las Misiones que “durante esta semana parece que se entendieron las cosas mal y hay mucha mayor presencia de gente en las calles sin justificativo, por eso se tomó la decisión de restringir aún más la circulación”.

Para la aplicación efectiva de la medida, el funcionario anticipó que los controles estarán a cargo de la Policía y agentes municipales, para lo cual ya se charló y coordinó con ambos sectores, mientras que los concejales se están reuniendo para ver la posibilidad de cobrar multas por su incumplimiento.

Al respecto, Frick matizó su postura de que “las multas serían graduales, porque no es lo mismo una familia completa que se sube a un auto para recorrer la ciudad haciendo compras y otra el transeúnte que caminó una o dos cuadras en su barrio. Hay que tener en cuenta las distancias y también la reincidencia”, porque “la realidad nos muestra que hay un grupo minúsculo que infringe reiteradamente”.

“Hoy lo que vemos en Oberá es que estamos teniendo un buen nivel de acatamiento, es mayoritario, pero estamos tratando de contener el avance de un virus que no necesita de mucha gente para propagarse. Así que la gente que ya estaba cumpliendo, no creo que vaya a tener inconvenientes en seguir haciéndolo. Y trataremos de ser rigurosos con los incumplidores”, advirtió el titular de Asuntos Jurídicos.

Por otra parte, el funcionario recordó que en la Capital del Monte el barbijo o tapabocas “es de uso obligatorio en los lugares donde puede haber concentración de personas, principalmente en espacios cerrados, pero para transitar por la vía publica es sólo una recomendación”.

Además “no hay multas por incumplimiento, ahora se trata de buscar una multa congruente y uniforme para cualquiera de las medidas” establecidas por el Municipio.

En cualquier caso, por el momento “no está ni el monto de esas multas ni siquiera hay una ordenanza”, que está en estudio del Concejo Deliberante. Si bien los ediles se reunirán hoy para avanzar en ello, Frick cree que “va a ser motivo de discusión, así que nuestro objetivo es contar con ese instrumento la semana próxima”, calculó.