Preocupa a celíacos el costo de alimentos y la falta de asistencia

Lo expresó Marité Clemente, presidenta de la filial Misiones de la Asociación Celíaca Argentina. Quienes padecen de la enfermedad se pasan lugares convenientes para comprar en un grupo de Whatsapp.

14/04/2020 08:58

Si conseguir alimentos a buenos precios, sin tener restricciones alimentaria, cuesta mucho, a los enfermos de celiaquía se les pone más difícil. Aunque no se trata de una cuestión del aislamiento obligatorio, con esta restricción se achica la cantidad de ofertas económicas.

“Misiones tiene una ordenanza que obliga a tener al menos 25 productos en exhibición para celíacos en las góndolas. El problema no sería el abastecimiento sino poder hacerse de los materiales para elaborar sus propios productos. Se ven pero con precios mucho más caros. No es que no están llegando pero no es la situación previa a la pandemia”, explicó al programa “El Aire de las Misiones”; por la 89.3 FM Santa María de las Misiones, Marité Clemente que ejerce la presidencia de la filial Misiones de la Asociación Celíaca Argentina.

Respecto a las posibilidades de conseguir comidas por delivery dijo Clemente que “en la provincia hay seis elaboradoras certificadas de productos que funcionan con envíos y no sería un inconveniente. Pero esos productos para celíacos son mucho más caros que los normales”.

La titular de la organización advirtió que “desde agosto está interrumpida la entrega de los bolsones que llegaban desde la Nación. Genera mucha preocupación porque se asistía a las personas de menores recursos en distintos puntos de la provincia. Con lo cual, la gente del interior, está desabastecida al momento de conseguir recursos para elaborar sus propios alimentos”.

Contó que en otros lugares del país a los celíacos se les entregan tarjetas para compras pero a las personas les resulta “más útil recibir la caja con productos que por sí solas las personas no podrían conseguirlos”.

Respecto a los controles de precios, Marité Clemente dijo que “lamentablemente no nos consta que haya controles ni precios máximos para los productos de los celíacos. Hay precios sugeridos pero es tan amplio el mercado como para poder hacer un relevamiento que vemos cómo al poco tiempo aumentan los precios”.

El año pasado pidieron desde Misiones que los productos para los enfermos de celiaquía sean parte de los “precios cuidados” fijados por Nación.

Luego, la Asociación nacional lo pidió mediante proyecto de ley en nombre de todos.

Para hacer sugerencias de dónde comprar más barato, los integrantes de la filial Misiones comparten un grupo de Whatsapp. “Notamos en los comentarios de la gente que la disparidad es bastante importante entre lo que se puede conseguir en un supermercado del centro posadeño y en los barrios u otras localidades de Misiones”, aseguró Clemente.

“No nos podemos dar el lujo de buscar para conseguir precios entonces terminamos pagando más caro los productos. Es algo que sucede en varias provincias”, se lamentó la dirigente.

 

Pedido en Apóstoles

En Apóstoles familias celíacas reclamaron recibir alimentos para el sector ya que hace un tiempo se ha cortado la asistencia nacional. Aunque han recibido una ayuda por parte del municipio, requirieron a Desarrollo Social de Nación con su par de Misiones que activen la circulación de estos alimentos especiales para ellos.

En diálogo con la enfermera Laura Duarte quien tiene una hija celíaca explicó a PRIMERA EDICIÓN: “Me habían informado de Nación que supuestamente están los módulos, el tema es que a las provincias muevan para los celíacos. Acá en Apóstoles hablé con (el secretario de Hacienda) Javier Safrán y conseguí 23 bolsitas que se entregarán, pero sería bueno que se agilicen los movimientos desde Nación y Provincia para que lleguen los alimentos, ya que en esta situación especial de cuarentena muchos lo están padeciendo y se ve que se les entrega a otros sectores, pero se están olvidando de los celíacos” .

Duarte destacó que en Apóstoles son 129 celíacos que necesitan de esta asistencia más en una situación económica difícil en cuarentena.