Prigioni: “En EEUU se pensaba que el virus se quedaba en China”

Pablo Prigioni, emblema de la Generación Dorada del básquetbol argentino y radicado hoy en la ciudad de Minneápolis, remarcó que en los Estados Unidos se "pensaba que el virus" del Covid-19 "se quedaba en China" y no iba a afectar severamente en el territorio norteamericano.

11/04/2020 21:45

Pablo Prigioni se desarrolla como asistente técnico en los Minnesota Timberwolves de la NBA.

En Estados Unidos se pensaba que el virus se quedaba en China. Acá no se hablaba mucho hasta que empezaron a tomar nota de los casos en Italia y España. Entonces, le empezamos a prestar mayor atención a la situación“, aseguró el cordobés,  asistente técnico en los Minnesota Timberwolves de la NBA.

Cuando comenzó a afectar a gente más joven, me dí cuenta de que era sólo cuestión de tiempo que llegase a América“, sostuvo el ex jugador de New York Knicks (2012-2015), Houston Rockets (2015) y Los Angeles Clippers (2016-2017). “La cosa empezó a tomar dimensión y ya nos preguntábamos entre nosotros, con los compañeros del staff (de Minnesota Timberwolves), cuándo afectaría a la NBA”, agregó.

Estados Unidos es el país con mayor cantidad de contagios en el planeta con casi 500 mil casos, de los cuales fallecieron más de 18.200. La actividad de la Liga más importante de básquetbol a nivel mundial se interrumpió el pasado 10 de marzo, cuando se conocieron los casos positivos de Rudy Gobert y Donovan Mitchell, ambos del Utah Jazz.

Me empiezo a preguntar cuánto durará, qué secuelas dejará en la sociedad y en el mundo; cuánto tiempo tardarán en recuperarse las economías mundiales“, reflexionó Prigioni, medalla de bronce en los Juegos Olímpicos Beijing 2008. “Aprovecho los momentos libres para hablar con mis familiares: con mis padres en Río Tercero; mi hermano, en España; con la familia de mi señora, también estamos en contacto todos los días”, describió.

Prigioni, ganador con el Tau Cerámica de la Liga española (2008) y tres Copas del Rey (2004, 2006 y 2009), relató que vive “en un barrio de las afueras de Minneapolis, a 20 minutos del centro”

Acá podemos salir al patio o a la puerta de casa que no pasa nadie, es una zona rural. Me imagino que las personas que pasan la cuarentena en un departamento lo deben sufrir un poco más“, completó.

Por último, Prigioni reveló que no imagina “mucho para el futuro, porque es todo una incertidumbre”. “Espero que se pueda controlar lo antes posible, ya sea vía vacunas o medicación. No soy un experto en esto, pero espero que pase dejando la menor secuela posible en todos los sentidos: humanos, económicos y que pronto podamos volver a tener una vida normal en cuanto a actividades sociales”, pidió.

Fuente: Agencias de Noticias Télam.