Gran porcentaje de las PyME atraviesa un panorama “complicado”

Así lo manifestó el titular de la Cámara de Comercio e Industria de Posadas, Sergio Bresiski.

02/04/2020 07:00

El gobernador Oscar Herrera Ahuad y el intendente Leonardo “Lalo” Stelatto mantuvieron una nueva reunión ayer con el presidente de la Cámara de Comercio e Industria de la capital provincial (CCIP), Sergio Bresiski, para dialogar sobre la necesidad de implementar medidas paliativas que permitan sostener la economía del sector.

Al respecto en diálogo con Primera Plana por FM de las Misiones 89.3, el titular de la CCIP, Sergio Bresiski comentó sobre la reunión: “Tenemos una mesa de trabajo con la que ya veníamos operando antes de toda esta situación que se generó con la cuarentena. Hoy estamos utilizando estas reuniones para intentar acercar las partes. Buscamos promover algunas ideas para que sea más llevadera la cuestión actual, sobre la estructura económica de nuestra ciudad. Por eso, solicitamos un par de compensaciones económicas, como la prorrogación de impuestos y vencimientos, y también disminuciones en lo que son los costos”.

Al mismo tiempo remarcó: “Pensando en el día uno (después de la cuarentena) vemos conveniente seguir utilizando los programas ‘Ahora’ que para nosotros son herramientas indispensables para hacer frente a esta crisis”.

En el mismo sentido apuntó que “hay muchas actividades que no están exceptuadas en el decreto presidencial y que tienen que ver con el funcionamiento de las economías regionales, por ejemplo hay industrias como el premoldeado que usa el cemento que tiene una fecha de vencimiento, entonces analizamos cómo podemos articular con las medidas de prevención que las industrias que utilizan cemento puedan hacer uso de eso a puertas cerradas para minimizar los daños económicos. También con los aserraderos que tenían pinos en su planchada o el tema de la yerba que está en pleno proceso de cosecha. Hay una serie de actividades que tenemos que analizar con mucho detenimiento para que el daño sea menor”.

“Del 100% de los comercios, el 30% está exceptuado de la restricción y el 70% está parado con movimiento cero. De ese 70%, un gran promedio, tenían espalda de entre 15 a 20 días para hacer frente a los contratos entre privados, con los colaboradores y el alquiler. Este escenario cambió con la prórroga de la cuarentena sin medidas que contemplen la situación, por eso es que se demanda tanto que los bancos empiecen a prestar a tasas más razonables, porque un 24% que para los economistas es una tasa negativa para nosotros es una tasa muy dañina en nuestra estructura económica, porque no es que uno se va a endeudar un 24% para abrir una línea nueva de producción, comprar un equipo nuevo o ampliar el local, nos estamos endeudando para pagar compromisos que en el normal comportamiento de la economía del negocio lo haría sin nada, pero nos vemos obligados a entrar en un lugar desconocido.”, sostuvo el titular de la Cámara de Comercio de Posadas.

Finalmente, al ser consultado sobre el Decreto de Necesidad y Urgencia de la Nación que asistiría a las PyME para pagar parte de los sueldos de los empleados, Bresiski opinó: “Más allá de las cuestiones técnicas, estas medidas son bienvenidas porque hay que empezar a cuidar la salud emocional de nuestra sociedad. Si la Cámara de Comercio trabaja codo a codo con el Municipio y la Provincia, y a la vez se recibe un mensaje del Gobierno nacional que va a tratar de ayudar en todo lo que corresponde a los contratos entre privados, entiéndase esto por la mano de obra y los empresarios, se logra dar un cierto alivio porque si hay alguien que está angustiado es el trabajador, el asalariado, debido a que se discute mucho a cuánta gente va a despedir tal empresa y eso hace un daño muy grande en la parte psicológica de la sociedad”.