Creen que entre los cuatro detenidos está el que mató al colono Weber

Se trata de trabajadores rurales -uno menor- que residían cerca de la propiedad donde se cometió el crimen. Incautaron vainas servidas de dos armas.

26/03/2020 08:53

ALLANAMIENTOS. Fueron ayer a la tarde y como resultado hubo tres detenciones y se incautaron diversas armas.

La Policía detuvo ayer a cuatro sospechosos en el marco de la investigación por el crimen del colono Rodolfo “Rudy” Weber (61), quien de acuerdo a la autopsia fue ejecutado de tres disparos en la cabeza.

Desde la policía no descartan que entre ellos se encuentre quien apretó el gatillo, aunque se aclaró que por ahora se deben aguardar pericias y otras medidas de prueba para establecer los presuntos roles de cada uno en el hecho.

La ausencia de lesiones defensivas confirmó la hipótesis de que “Rudy” no tuvo tiempo de defenderse de el o los asesinos, quienes lo mataron a sangre fría y con disparos a corta distancia, el pasado lunes a la tarde en una de sus propiedades, más precisamente la ubicada a la altura del kilómetro 31 de la ruta provincial 17, en el municipio de Santiago de Liniers.

Su cuerpo sin signos vitales fue hallado ese día minutos antes de las 20. Los restos de uno de sus terneros, con signos de haber sido faenado, abonaron la conjetura de que el trabajador rural, que había ido a buscar leña, sorprendió a los cuatreros y fue allí que habría reconocido a alguno de ellos.

Al verse descubiertos los delincuentes decidieron terminar con la vida de “Rudy”. La zona donde se cometió el crimen es inaccesible para otro vehículo que no sea una motocicleta o un tractor, por ello los efectivos investigaban si alguno de los sospechosos tiene en su poder o tuvo acceso a alguno de estos tipos de rodados para posibles cotejos de huellas o rastros que puedan existir en la escena.

 

Vecinos de la víctima

Por orden del juez de Instrucción 3 de Puerto Iguazú, Martín Brites (subrogante en la causa del Instrucción 1 de la ciudad de Eldorado), durante la jornada de ayer y en el marco de las detenciones se realizaron allanamientos en distintas propiedades, todas cercanas al domicilio de “Rudy”.

En el primero de ellos, en una chacra que posee forestaciones con forrajeros de sistema silvopastoril para vacunos, los efectivos allanaron un galpón donde se guardan maquinarias agrícolas y un domicilio donde residían varios peones y cuidadores del lugar, todo ubicado a la altura del kilómetro 31 de Santiago de Liniers.

En dicho lugar los uniformados incautaron dos teléfonos celulares, vainas servidas de escopeta calibre 16, una vaina calibre 22, estuche vacío para cartuchos del mismo calibre, dos machetes filosos y otras armas blancas afiladas tipo cuchillos.

Mientras que tras un intensivo y minucioso rastrillaje de todo el lote cubierto de forestación de pino, oculto debajo de un tronco y tapado con ramas se halló un rifle calibre 22 con cargador con 14 cartuchos intactos.

En el mencionado inmueble fueron arrestados dos hermanos de 16 y 18 años (ambos de la zona) y un joven de 28, de nacionalidad paraguaya. Este último sería trabajador “golondrina”. Además hubo un cuarto joven de 26 años detenido.

Si bien aún no se obtuvieron datos de los proyectiles con los que fue asesinado Weber, se supo que a prima facie serían de bajo calibre.

Al cierre de esta edición no se descartaban otras detenciones y se aguardaban pericias que pueden ser claves, como las pruebas de parafina y de absorción atómica a los sospechosos para establecer si manipularon armas de fuego, indicaron las fuentes.

Además, se peritan los teléfonos incautados y se llevarían a cabo cotejos de manchas similares a sangre halladas en la escena con muestras de los ahora detenidos.

Tal como adelantó este Diario, el caso fue vinculado a los delitos de abigeato en la zona desde el inicio de la investigación.
Rodolfo “Rudy” Weber era un conocido colono y carnicero de Santiago de Liniers, casado y padre de familia.