Por millonaria deuda del Gobierno, cooperativas cortarían el agua a escuelas

Argumentan que el atraso para cobrar lleva tres años. Sus costos se incrementaron 200% y les darían un aumento de tarifa del 40%. Piden que se les abarate la luz o les quiten los intereses por mora.

25/02/2020 06:43

Las cooperativas de agua aseguran que están al borde de la quiebra y, para buscar alguna solución, solicitaron una reunión al Ejecutivo provincial.

En forma paralela, algunas están impulsando una medida de fuerza antes del inicio de las clases: proponen cortar el servicio de agua potable a las escuelas, con la idea de presionar una negociación con el Gobierno en la primera semana de marzo.

El principal motivo es que no pueden afrontar el costo de la energía eléctrica, mucho menos los intereses que les aplica EMSA y, para colmo, el Gobierno les paga con demoras por el agua consumida en los organismos públicos. Cuando les paga, lo hace con montos desactualizados y sin intereses.

Un cooperativista consultado por PRIMERA EDICIÓN dijo que el atraso provincial llega a tres años en algunos casos. Además, en los últimos tiempos, los costos (insumos, energía eléctrica, salarios) se incrementaron 200% y el Gobierno solamente les autorizaría un incremento de tarifa de 40%.

Hubo casos donde se llegó a cortar la luz a algunas cooperativas por las boletas atrasadas. Hay varias que están con aviso de corte y, si se quedan sin luz, no podrán abastecer de agua a sus asociados. Esta decisión no sería una orden de EMSA central, sino que sería producto de la interna política entre los gerentes de los distrito y los cooperativistas.

En la nota presentada el pasado 21 de enero, las 44 cooperativas de agua asociadas en la Federación Misionera (FEMICAP) solicitaron “la necesidad de reunirnos para exponer la situación del sector que representamos y en lo posible sugerir algunas acciones tendientes a mejorar la situación de los servicios cooperativos”.

Argumentan en la nota que “todos sufrimos los fortísimos cambios tarifarios de los servicios públicos del país y como el servicio eléctrico es, además de la mano de obra, nuestro principal insumo, estamos atravesando una situación muy complicada producto por un lado del aumento de la incidencia energética en los costos y también por los problemas técnicos (cortes reiterados)”.

Además reclaman por los atrasos del Gobierno: “Desde el punto de vista financiero existen considerables atrasos en los pagos a las cooperativas lo que genera serios desfasajes dado que al emitir la factura ya se debe pagar el IVA correspondiente y esto conlleva atrasos en el pago de algunos a EMSA u otros”

En la misiva enumeran una serie de pedidos que los ayudaría a “enderezarse” económicamente. “Poder contar con alguna reducción del costo energético, eliminar el cobro de intereses de EMSA en los pagos, reducir plazos y perfeccionar la forma de pago (por ejemplo emitir facturas recién al momento de cobrar) serían algunas formas de ayuda”, sostuvieron desde la FEMICAP.

Además de esto, advierten que se registra faltante de agua en varias cooperativas por perforaciones que mermaron su caudal o se secaron.
Los cooperativistas señalaron que “valoramos la ayuda que normalmente recibimos desde la Subsecretaría de Obras Públicas y el IMAS (puesto que las tarifas no alcanzan para solventar infraestructura) pero evidentemente no es suficiente”.

También remarcan que el “Programa de Eficiencia Energética con seguridad será de mucha utilidad pero su alcance no incluye a las más pequeñas de modo que es insuficiente y habrá que hallar recursos para más perforaciones y su consiguiente equipamiento electromecánico”.