Femicidio de Sonia Cerpa: “Si él está suelto es mucho más peligroso”

Así se expresó Roberto, el hermano de Sonia, esta mañana cuando familiares, amigos y vecinos daban sepultura a la mujer que fue degollada frente a sus dos pequeñas hijas días atrás.

21/02/2020 10:00

Al hablar a los presentes en el camposanto, Roberto les pidió también que “no compartan noticias falsas” y que “no tengan miedo. Que si lo ven (a “Cuerero” sindicado como femicida de su hermana) no duden en avisarles”. 

Además afirmó que “todos tienen familias y yo no quiero que a nadie le pase lo que nos pasó a nosotros” para finalizar asegurando que “si él está suelto (por el presunto femicida) es mucho más peligroso que si está en la cárcel”.

Anoche el paraje Dos Hermanas permanecía en profundo silencio. No el habitual a la calma de pueblo, esta vez bajo el dolor intenso, desgarrador del velorio de Sonia Fátima Cerpa, la madre de 40 años y tres hijos degollada por un femicida que habría utilizado el monte para guarecerse y en el que múltiples dotaciones de policías se internaron detrás para atraparlo.

En un salón de usos múltiples de esta localidad se montó el servicio para despedir a la mujer atacada a cuchillazos el martes por la mañana y delante de sus dos hijas de 7 y 2 años a 45 kilómetros de la comisaría de Dos Hermanas, en la chacra donde decidió reiniciar su matrimonio tras los poco más de treinta días que estuvo separada, y hasta donde llegó su victimario, identificado como Valdir Prestes Barbosa (34), brasilero conocido en la zona como “Cuerero”.

 

“Cuerero” escapó de Brasil en 2018 condenado por abuso sexual

Valdir Prestes Barbosa (34), brasilero conocido en la zona como “Cuerero”.

Ayer los informes de antecedentes penales del sospechoso indicaron que en suelo misionero decidió esconderse hace dos años tras escapar del cumplimiento de una pena por abuso sexual simple en el estado de Rio Grande Do Sul.

Profugarse no le fue difícil en 2018 ya que la condena lo enviaba a un recinto penal de régimen abierto, el Instituto Montenegro, al que sólo debía presentarse a dormir y luego continuar con actividades de resocialización.

Decidió cruzar la frontera, sus oficios de trabajador rural y talabartero del cuero le permitieron en poco tiempo obtener dinero para sobrevivir. En este lapso habría conocido a Sonia Cerpa y cuando ella decidió separarse de su pareja y padre de los tres hijos la convenció para que vivieran juntos.

Esta relación fue tormentosa y Cerpa escapó para ser ayudada nuevamente por su concubino. El martes a las 7 de la mañana, apenas su esposo se fue a la chacra a trabajar, irrumpió “Cuerero” y la mató, se le trabó el pistolón y con un cuchillo le propinó al menos 18 estocadas, hasta desgarrarle el cuello.

 

Contención

Las testigos clave de los sucedido en la chacra próxima a Laguna Azul son las dos niñas e hijas de Cerpa. Permanecen bajo atención psicológica y apoyo familiar. Se aguarda que en los próximos días sean evaluadas por peritos de la Justicia para que se determine probabilidad y momento para que puedan declarar en Cámara Gesell.

Esta medida y una serie de pericias son las primeras que solicitó la jueza de Instrucción 2 de Eldorado, Nuria Allou, quien aguardaba anoche el informe preliminar de autopsia y actuaciones sumarias de la Unidad Regional XII, principalmente las de la comisaría de Dos Hermanas.

De fuentes consultadas por PRIMERA EDICIÓN, también se descartó de la verdad la aparición de imágenes viralizadas con la presunta detención en suelo brasileño de “Cuerero” Barbosa.

Las fotografías corresponden al 2017 cuando el ahora presunto femicida fue atrapado tras la denuncia de estrupo, causa contra la integridad sexual por la que fue condenado en 2018 a dos años de prisión.

Más de treinta policías entrenados para rastrillajes en zona de monte de las unidades regionales XII y VIII (San Vicente) permanecen desde el martes en varios puntos próximos a Dos Hermanas, entre ellos el paraje Piray y Laguna Azul.