Una mirada, un destino

La vida los unió hace más de 46 años. Ricardo Leopardi tenía 19 años y Liliana García, 16. Supieron, desde el primer momento, que estarían juntos para siempre. Sus secretos para el amor.

18/02/2020 07:19

Entre tanta gente, ella lo vio. “Él estaba en la puerta de entrada de la fiesta a la que fui con mis primas. Yo tenía 16 años y cuando lo miré supe que él sería para mí. Me dirás que estoy loca pero lo sentí”, recuerda Liliana García.

El secreto es sentirse compañeros. Yo pienso qué haré si le pasa algo, hace 46 años estamos juntos, compartimos todo, crecimos juntos.
Liliana García

Tampoco olvida cómo vestía aquel muchacho de 19 años: un saco y un pantalón beige, tenía una remera de hilo peruano, muy de moda en aquella época.

Pero había un pequeño inconveniente. “Como yo no quería ir a la fiesta, había ido sin arreglarme y con el cabello mojado. Entonces le digo a mis primas que no podía estar así. Nos fuimos al baño, me pintaron y peinaron”. Pero, sin darse cuenta la hora pasó “y ¿podés creer que al rato mi mamá nos avisa que tenemos que volver. Yo vivía a unas 15 cuadras”.

Antes de que Liliana se marche, la noche hizo su magia: él se acercó. “Porque yo también la vi llegar y sentí un flechazo. Sí, fue amor a primera vista”, explica Ricardo Leopardi.

Minutos después, Liliana salió de la fiesta y Ricardo la acompañó. “Todos los chicos nos fuimos caminando. Y poco a poco se iban quedando en sus casas. Hasta que me quedé sola con Ricardo, él me acompañó hasta la puerta de mi casa y nos intercambiamos los teléfonos, quedó en llamarme”.

Hay que ser tolerantes, cuando uno se enoja el otro debe escuchar, ese es uno de los secretos. No discutir. Ricardo Leopardi

Al día siguiente, Liliana le contó a su mamá: “‘Me habló un chico que estudia abogacía. Tenés que conocerlo’. Pero yo era muy jovencita, así que en casa nadie quería saber nada de que tenga novio’”.

Desde ese momento, Liliana esperó el llamado. Pero a Ricardo se le perdió el número de teléfono.

“Mamá me decía: ‘viste que no te llamó, yo te dije’. Eso me enojaba”.
Del otro lado. Ricardo, estaba afligido y comenzó la búsqueda para recuperar ese número. “Es que yo quería llamarla, el tema es que ninguno de mis amigos tenía el número. Preguntando, a unos y a otros, logré recuperar el teléfono y la llamé”.

Habían pasado 15 días, Liliana lo recuerda en detalle: “yo pensé que no me llamaba más. Pero me había ilusionado con él”.

Bastó una salida para que él le pidiera que sea su novia. Y ella aceptó.
El noviazgo duró un año y ocho meses, porque en 1974 decidieron casarse. “Nuestros padres no querían porque éramos muy jóvenes”, rememora la pareja.

Pero ya nada importaba. Ellos habían tomado una decisión y lo más importante: sabían que su destino era estar juntos.

Se casaron y Ricardo obtuvo un empleo que los llevó a recorrer gran parte del país. Cada mudanza era un comienzo, un desafío. “Nunca fue sencillo, era desgastante”, coinciden.
En ese camino fueron padres de tres hijos: Daniel, Mariana y Marilú. Su historia comenzó hace 46 años y en abril cumplirán 47. “Y sí, muchas veces pensé en irme, pero fue mentira. Yo no lo haría sin él”, finaliza. Liliana.

Una destacada diseñadora

Liliana García, más conocida como Liliana Leopardi se destaca como una de las diseñadoras más reconocidas de Misiones.

Se unió al mundo del Diseño y la Alta Costura en los años 90, de la mano del diseñador Hugo Barrera, quien fue uno de los artífices de la Colección “La Luna y las Estrellas”, del destacado creador Roberto Piazza, con quien también tomó cursos.

En Posadas, desde hace años lleva adelante uno de los desfiles más grandes de moda a beneficio del Hogar de Día. En 2014, realizó cursos de perfeccionamiento en Alta Costura en París. “Mi idea es volver a Francia y realizar nuevos perfeccionamientos”.
Por
Susana Breska Sisterna
Lic. en Comunicación Social
[email protected]

Prod. Fotográfica. Oscar Ibarra