El partido de Lula rechazó alianzas con agrupaciones que apoyan a Bolsonaro

El Partido de los Trabajadores (PT), liderado por el ex presidente brasileño vetó futuras alianzas con formaciones que respalden la "política ultraneoliberal" del presidente brasilero de cara a los comicios municipales del próximo octubre.

08/02/2020 22:31

El ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva vetó futuras alianzas con formaciones que respalden la “política ultraneoliberal”.

La decisión fue tomada por la Comisión Ejecutiva del PT en una reunión en Río de Janeiro, donde se rechazaron las candidaturas conjuntas con dos importantes grupos de centro: el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) y Democrátas (DEM).

Ambas formaciones defienden la agenda económica del gobierno de Bolsonaro, basada en el ajuste fiscal, reformas estructurales liberales y un vasto plan de privatizaciones y concesiones para reducir el tamaño del Estado y el déficit.

Como potenciales socios, el PT señaló a agrupaciones del espectro progresista como el Partido Socialismo y Libertad (PSOL), Partido Comunista de Brasil (PCdoB), Partido Democrático Laborista (PDT) o el Partido Socialista Brasileño (PSB), entre otros.

Los candidatos a intendente pueden formar alianzas con otros grupos, aunque deberán consultarlo previamente con la directiva regional y en ningún caso podrán “incluir partidos ultraneoliberales ni de extrema derecha, diferentemente de lo publicado por la prensa”, según informó la Comisión Ejecutiva del PT en un comunicado.

Esta aclaración oficial tuvo que ser emitida luego de que varios medios locales afirmaran que la asesoría del PT dijo a periodistas que la dirección había autorizado pactos con formaciones de centro y hasta con el Partido Social Liberal, el antiguo grupo de Bolsonaro, con el que ganó las presidenciales de 2018.

En dicha nota, el partido de Lula precisó que los candidatos apoyados por la formación deberán tener el “compromiso expreso con la oposición a Bolsonaro y sus políticas”, y no pueden tener “prácticas de hostilidad” contra el PT ni contra los ex presidentes Lula (2003-2010) y Dilma Rousseff (2011-2016).

La Ejecutiva Nacional confirmó, además, que el PT participará en las próximas elecciones con candidatos propios “en todos los municipios en que sea posible”.

Las municipales del próximo octubre son cruciales para el partido de Lula, que intentará recuperar la masa social perdida en últimas citas electorales y rearmarse con miras a las presidenciales de 2022.

Fuente: Agencia de Noticias Télam