San Vicente: siguen entregando bolsas pero las paga el cliente

La Ordenanza 58/18 entró en vigencia en mayo del año pasado. Los comerciantes ya no tienen que asumir el gasto que implican los plásticos y desde ahora los cobran hasta 3 pesos por unidad.

20/01/2020 09:12

AJUSTES. Una gran parte de la población sanvicentina aún no se acostumbra a llevar su propio bolso.

La Capital de la Madera es una de las primeras localidades que, durante mucho tiempo, discutió el tema prohibir la entrega de bolsas tipo camisetas de polietileno en los comercios. En 2018, el Concejo Deliberante sanvicentino aprobó una ordenanza que entró en vigencia en mayo del año pasado.

Con el paso del tiempo quedó en claro que terminó siendo un beneficio para los comercios locales, ya que ahora cobran hasta tres pesos por cada bolsa, ya que muchos vecinos no adoptaron el hábito de llevar la propia para hacer las compras.

El 1 de mayo del año pasado entró en vigencia la Ordenanza 58/18 que prohibió el uso de bolsas de polietileno tipo camisetas. Debían ser reemplazadas por bolsas biodegradables o de material reciclado en los comercios locales. A ocho meses de la vigencia, las bolsas siguen siendo entregadas con material reciclable pero se incluyen en el ticket de compra para los que las piden.

Antes no las cobraban y la inversión de los comercios era millonaria. Admitieron a PRIMERA EDICIÓN que los más grandes llegaron a invertir más de un millón de pesos por mes en bolsas que, luego, entregaban en forma gratuita a sus clientes.

 

Campaña de erradicación

En 2017 la Cámara de Comercio Industria y Turismo de San Vicente inició una campaña para la erradicación definitiva del uso de las bolsas de plásticos tipo camisetas en los comercios.

“Consideramos que lo primero es hacer campañas de concientización, información en medios de comunicación, en los establecimientos educativos, afiches en lugares públicos. Solicitar a Supervisión Escolar que se tome en cuenta este tema en los estudios y actividades que hagan los niños y jóvenes sanvicentinos. Promover la fabricación de bolsas reutilizables con distintos emprendedoras y PyME locales. Todas esas acciones tienen que hacerse unos seis meses antes de que comience las restricciones”, fue la propuesta presentada al Concejo Deliberante en mayo de ese año.

La iniciativa que hizo la entidad mercantil a ediles y comerciantes fue “que los comercios empiecen a entregar hasta dos bolsas camisetas como máximo por persona, con material biodegradable. Puede ser durante dos meses y, luego, ya no se entregan gratuitamente y se cobran al precio que consideren conveniente. Pero, en un tiempo se debe dejar de entregarlas, se prohíbe por completo”. Inicialmente se pensó en el plazo de un año.

Sin embargo, el Concejo Deliberante dilató el tratamiento de la propuesta de la Cámara de Comercio. Se elaboró un nuevo proyecto que fue aprobado en el año 2018 y entró en vigencia en mayo del 2019.

Lo único que quedó de la propuesta de la Cámara de Comercio Industria y Turismo de San Vicente fue el cobro de las bolsas biodegradables que, además, era una parte de la campaña de concientización que propusieron a los comerciantes y a los vecinos de la ciudad.

 

Concientización fallida

La campaña se llamó “Eco Solidaria, Naturaleza te Ama”, para la erradicación del uso de bolsas tipo camisetas en los comercios sanvicentinos.
El proyecto mercantil buscaba que desde agosto del año 2018 se comenzara a disminuir el uso de las bolsas. En ese mismo mes se inició una campaña de concientización y el cobro de las bolsas por dos meses. Luego el reemplazo de las bolsas no biodegradables por biodegradables. Y, a partir del primer día del 2019, se pidió no dar más bolsas tipo camisetas. Llegó el 2020 y las bolsas se siguen entregando pero, ahora, con costo para el cliente.

 

Concientización 

En otros puntos de la provincia de Misiones, donde también se prohibió la entrega de bolsas plásticas en los comercios, se realizaron campañas de concientización para que los clientes lleven sus propios bolsos.

 

$1.000.000

Un millón de pesos es lo que gastaban en promedio los comerciantes en bolsas de polietileno para entrega gratuita a clientes. Ese costo es el que ya no tienen.