“Las mascotas no son un juguete, no hay que regalarlas a quien no está preparado”

“Muchas personas regalan para Navidad animalitos y después, cuando llega el momento de viajar, directamente los abandonan”, señaló Lola Vega, de la asociación rescatista “Adoptame, Misiones”.

07/01/2020 15:49

Llegó el verano, llegaron las vacaciones y con ellos, un drama que, por más que cada vez hay más personas, organizaciones e instituciones que luchan contra él, sigue creciendo: el abandono de animales.

Así lo confirmó en entrevista con la FM 89.3 Santa María de las Misiones la integrante de la protectora “Adoptame, Misiones” Lola Vega, quien lamentó que “adoptan ahora a principio de año, o el que se regala por Navidad, y después, cuando llega el momento de viajar, directamente es abandonado. Esos son los animalitos que vamos a ver abandonados a partir de enero lamentablemente”, señaló.

Por eso “pedimos siempre que no regalen animales a una criatura o a personas que no quieren. Primero porque no son un juguete y segundo, porque si esa persona no estaba preparada para recibir a un animal, es lógico que se deshaga de él”.

“En Posadas, Garupá y Candelaria hay guarderías, personas a las que les gustan los animales y se dedican a hacer una especie de guardería en su propio domicilio y tienen uno o dos animales además de los propios. O sea, que no hay excusa para dejar abandonado a un animal”, agregó.

Lo que sucede es que, según Vega, en general “venimos mal” como sociedad con respecto a la responsabilidad de tener, cuidar y atender a una mascota: “Si bien Posadas tiene el único centro de zoonosis en Argentina con cuatro bases para castrar (dos fijas en la avenida 115 y en Base Zaimán y dos móviles que van a los barrios), así y todo la cantidad de animales abandonados no baja. Hay grupos que se dedican a los animales, el Estado está haciendo su parte, pero falta la responsabilidad de las personas: necesitamos que se den cuenta de la cantidad de animales callejeros que están generando, son animales que alguien por algún motivo dejó de atender en algún momento”, se quejó.

También apuntó a la falta de conciencia sobre la castración, que muchos tratan de evitar “un poco por ignorancia, otro poco por dejadez”.

El Centro de Zoonosis (del Instituto Municipal de Sanidad Animal, IMUSA) está haciendo 900 castraciones mensuales. Es mucho, pero se debería hacer muchas más, por la cantidad de animales que hay. Pero cada vez que un quirófano móvil va a un barrio, muchas de las personas que estaban anotadas no acuden y por más que vayamos a su domicilio, golpeemos la puerta, toquemos el timbre o escuchemos que el perro está ladrando, no salen” a cumplir con la castración, aseguró Vega.

Para ella, “eso es desidia y hasta crueldad, porque después cuando esa hembrita por ejemplo entra en celo, la abandonan en la calle porque en la casa molesta porque la persiguen los otros perros. Así es como se hace interminable la cadena de maltrato, crueldad y abandono”.

Adopción responsable

En cuanto a su experiencia como “gestora” de adopciones, Vega confirmó que “siempre los cachorritos salen más rápido, porque son más lindos y más tiernos; pero también nosotros aconsejamos mucho a las personas según el espacio que tienen, según lo que pretenden, según la edad de la persona que va a adoptar, una persona de 70 años en adelante no puede adoptar un cachorro: no le puede seguir la energía al animalito y hay que tener mucha paciencia”, aclaró.

Pero -remarcó- “sobre todo hay que tener en cuenta las necesidades del animalito: un perrito adoptado tarda cerca de tres meses en adaptarse a la familia, cualquiera sea su edad. Y la adaptación tiene que ser por las dos partes: la familia entendiendo las necesidades de su nuevo miembro y el animal acostumbrándose al ritmo de su nuevo hogar. Si vos sabés que tu animalito depende 100% de vos, lo único que tenés que hacer es ser responsable”, concluyó.