Una familia entera tendrá el honor de ser abanderada y escoltas de la EPET 36

El joven además de ser abanderado, venció una difícil enfermedad oncológica. Sus padres se inscribieron para cuidarlo y de paso culminar sus estudios secundarios, ahora son sus escoltas.

03/12/2019 08:14

“QUEDÓ EN FAMILIA”. Los mejores estudiantes comparten el mismo hogar y la vocación por estudiar y salir adelante.

En un caso inédito en el país, una familia entera tendrá el honor de ser el abanderado y los escoltas de una escuela. Se trata de la familia Micchia/Coll cuyos integrantes (ambos padres e hijo menor) serán investidos abanderados y escoltas de la EPET 36.

El abanderado es Juan Pablo Micchia (18) con un promedio general de 8,81, la primera escolta es la mamá del joven, Pabla Coll, con un promedio general de 8,44 y el segundo escolta su papá, Juan Manuel Micchia, con un promedio de 8,19.

Todos juntos cursan el secundario a la noche en la EPJA de la EPET 36 de Itaembé Miní, una escuela con dos modalidades EPJA y Técnica en el diurno.

“Este año tenemos una historia escolar muy linda porque nuestros abanderados y escoltas del turno noche estarán conformados por una familia entera, algo que según estuvimos investigando no ha sucedido nunca en ninguna escuela argentina”, dijo a PRIMERA EDICIÓN la directora del establecimiento Roxana Aguirre y vicedirectora a cargo del Turno Noche en la modalidad Bachiller de Ciencias Sociales y Humanidades.

Esta familia comenzó a estudiar el año pasado en el turno de la noche, por un problema de salud que se le diagnosticó a Juan Pablo para acompañarlo y cuidarlo, pero de paso cumplir con una deuda pendiente que era terminar el secundario.
Se trata de una familia luchadora y trabajadora: papá remisero, mamá ama de casa.

En el secundario acelerado se cumplen tres años: el primer ciclo que incluye primero y segundo año, el segundo ciclo (cumplido este años) que es tercero y cuarto y el tercer ciclo para quinto año y cerrar la etapa.

 

No bajó los brazos

Tras haber dejado el colegio por un diagnóstico oncológico en los huesos Juan Pablo Micchia no quería abandonar los estudios del todo.

Una vez que sus médicos autorizaron que podía continuar en la escuela, sus papás tomaron la determinación de cumplir juntos el ciclo. Ambos lo habían abandonado su educación a medio camino, por lo tanto al inscribirse en la EPET 36 iban a poder cuidar de su hijo, quien requería atención especial y retomar los libros.

Los tres, además de tener los mejores promedios, tienen asistencia perfecta y son los compañeros más queridos del curso.

La semana pasada todos hicieron el ensayo de pase de bandera, para el acto que tendrá lugar este martes desde las 18 en el SUM de la escuela. La familia llevará la enseña patria en los actos durante el ciclo 2020.