La Gruta India

Es uno de los atractivos más visitados de la provincia, ubicada en el margen derecho del Arroyo 3 de Mayo, a 16 kilómetros Garuhapé.

01/12/2019 13:55

El sonido de los insectos se silencia a medida que nos acercamos al salto. Allí, sólo escuchamos el agua caer, la tocamos para saber qué tan fría está, después metemos los pies… y sin darnos cuenta, estamos nadando en una gran pileta.

La gruta india se encuentra, junto al Salto 3 de Mayo, en un complejo municipal de Garuhapé. Ambos, se ofrecen a los turistas como una excelente opción para disfrutar la majestuosidad misionera.

El salto mide unos cinco metros aproximadamente y está formado por dos cascadas que dejan caer el agua en una gran pileta natural. Cercana al salto, la gruta de casi ocho metros de altura y 30 de profundidad, rodeada de monte nativo.

¿Cómo llegar?

Desde Garuhapé, debemos dirigirnos unos siete kilómetros aproximadamente por la ruta 12 hacia Iguazú. Allí, veremos el acceso a la Gruta India a mano izquierda y continuaremos por ese camino de tierra. Al lugar llegaremos luego de haber andado unos cinco kilómetros aproximadamente.

Si bien el camino está en buen estado y bien señalizado, no es recomendable recorrerlo con lluvia ya que el barro puede hacer que los vehículos se atasquen, principalmente a la vuelta porque la subida es levemente empinada.

Es importante aclarar que quienes decidan viajar en micro, deben hacer parada en Garuhapé y tomar un remís hasta la Gruta, ya que los colectivos no paran en esa zona.

Al llegar al predio, veremos un cartel con los montos a pagar para ingresar al camping municipal.

Éstos varían según el tipo de servicio ya que el lugar ofrece espacio para pasar un día, acampar o alquilar cabañas equipadas para dos, cuatro, ocho u once personas.

El camping también ofrece parrillas, mesas y baños en buen estado. Además, cuentan con servicio de cantina, mesas de pool, electricidad y cobertura celular.

En cuanto a los montos, la última actualización de precios para la temporada 2019 fue de 60 pesos para autos livianos, 125 los ómnibus o camiones, 25 las motos y 37 las personas. Por día de acampe, se debía bonificar 245 pesos y para usar el quincho 370 pesos cada seis horas.

Las cabañas de entre dos a seis personas costaban 985 pesos y, a partir de ocho personas, el precio era de 1.500 por noche. Cabe destacar que están equipadas con aire acondicionado, termotanque, cocinita eléctrica, cubiertos y una parrilla frente a cada cabaña. Además, todas tienen baños individuales.

Sin embargo, los encargados del lugar aseguraron que para la temporada 2020 los precios posiblemente aumenten un pequeño porcentaje.

Actividades en el complejo

El mayor atractivo del Complejo son, sin dudas, la Gruta India y el salto. Si el verano invita a disfrutar de piletas, ¿por qué no hacerlo en piletas naturales?

El sonido de los insectos se silencia a medida que nos acercamos al salto. Allí, sólo escuchamos el agua caer: tocamos el agua con las manos para saber qué tan fría está, después metemos los pies… y sin darnos cuenta, estamos nadando en una gran pileta.

Por otro lado, la misteriosa Gruta también nos invita a adentrarnos en su historia. Y es que allí, según cuentan, habitó la civilización más antigua del litoral argentino. “En realidad no se llama Gruta India, se llama Gruta Tres de Mayo, quedó el nombre de India por la historia de los guaraníes que vivían antes ahí”, había expresado la directora de cultura del Municipio de Garuhapé.

Si bien todavía no se pudo precisar el tiempo en el que se habitó la Gruta India, sí se pudo hallar a muchos de sus habitantes mediante arduos trabajos de excavación realizados con cucharín, pincel y escobita para intentar conservar lo mejor posible los restos que actualmente se encuentran en el Museo de la Ciudad de La Plata, Provincia de Buenos Aires.

Fotos: Juan Carlos Marchak

Se viene el calor, se vienen las vacaciones y el Complejo Municipal Gruta India es el lugar indicado para las personas que quieran disfrutar del sonido de la naturaleza, pasar un día de asado y pool, y darse un chapuzón.

La invitación está hecha: prepará tu mochila, tu cámara y dejá que Garuhapé te sorprenda.