El IPRoDHa unifica el cálculo de cuotas de todos los programas con las UVI

Se fija un tope máximo de 2% mensual y 24% anual. El organismo subsidiará a los adjudicatarios cuando la inflación sea mayor. También se crea un Fondo Solidario.

15/11/2019 10:30

Imagen ilustrativa

El Instituto Provincial de Desarrollo Habitacional (Iprodha) tomó la decisión de unificar el mecanismo de cálculo de las cuotas de todos los programas mediante el sistema UVI (Unidad de Vivienda) que, hasta ahora, solo alcanzaba a una minoría que recibió adjudicaciones desde junio de 2017 en adelante. Se aplicará desde la cuota de noviembre, que vence en diciembre.

Los programas que no estaban alcanzados por las UVI se actualizaban cada seis meses. Desde ahora será cada mes de acuerdo a los coeficientes vinculados a los costos de la construcción.

Según la resolución reglamentaria Nº 212/19 del Iprodha este sistema es más ventajoso para los adjudicatarios.

En la misma resolución, del 28 de octubre pasado, se anuncia la creación de un Fondo Solidario, que se aplicará a las cuotas de los beneficiarios buscando obtener más fondos para sobrellevar los aumentos del costo de la construcción y con el objetivo de que más misioneros puedan acceder a una vivienda propia.

A la vez, se establece que todos aquellos que quieran cancelar sus deudas sin el ajuste por UVI tendrán seis meses de plazo para hacerlo y no se les cobrará el concepto del Fondo Solidario.

Soledad Ricatti, gerente de Coordinación del organismo explicó a PRIMERA EDICIÓN que “las cuotas tendrán un aumento máximo de 2% mensual y 24% anual. Puede ser inferior a esos porcentajes pero nunca será superior. Cuando el índice de las UVI sea mayor a esos porcentajes, el Iprodha subsidiará la diferencia para mantener el tope”.

“De esta manera el adjudicatario tendrá una previsión de cómo serán las próximas cuotas y no sufrirá saltos altos cada seis meses”, dijo.

 

Nuevo cálculo de cuotas

El organismo presidido por Santiago Ros esgrime que hay “necesidad de diseñar un plan unificado de financiamiento a largo plazo para todos los beneficiarios de Programas de Soluciones Habitacionales” y que el Directorio “posee facultades suficientes para ‘fijar los precios o alquileres y demás condiciones para la venta, o cualquier otra forma de contratación referente a los inmuebles comprendidos en sus planes’”.

Se recuerda que desde mayo de 2017 el Instituto implementó un Sistema de Amortización que tomó como base la Unidad de Vivienda (UVI); a la vez que estableció un tope de variación (aumentos), quedando subsidiado por el organismo todo el excedente.

Desde ese momento quedó pendiente “diseñar un mecanismo justo y equitativo que permita adecuar la totalidad de la facturación” anterior al sistema de las UVI a los nuevos lineamientos. El sistema anterior establecía aumentos semestrales “resultando estos incrementos en su forma (espaciada) difícil de sobrellevar por parte de los adjudicatarios”, según el organismo.

Por eso, “con el objeto de evaluar los beneficios que resultan de la implementación del nuevo Sistema de amortización”, se adjuntan en la resolución dos cuadros. En el anexo I “se observa la variación de los distintos indicadores: Costo de la Construcción de la Cámara Argentina de la Construcción (C.A.C.); Costo de la Construcción del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (I.C.C.); Precios al Consumidor del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (I.P.C.), Unidad de Valor Adquisitivo del Banco Central de la República Argentina (U.V.A.) y Unidad de Vivienda del Banco Central de la República Argentina (U.V.I.); y en el anexo II: la variación del Sistema de Amortización anterior y la variación del Sistema de Amortización aprobado en mayo de 2017 por resolución N° 193/17.

 

 

 

Según los cuadros “el sistema UVI presenta menor variación en el tiempo, lo que se traduce en beneficio para la economía familiar de los adjudicatarios de planes, y en consecuencia resulta conveniente unificar la forma de recupero, como mecanismo tendiente a alentar al pago parcial y/o cancelación anticipada de cuotas, y posibilitar que los misioneros cumplan el sueño de la vivienda propia”.

 

 

Fondo Solidario

La resolución, por otra parte, advierte la necesidad de “llevar a cabo políticas que permitan garantizar el desarrollo de más y mejores soluciones habitacionales, mediante el esfuerzo compartido tanto del Estado Provincial como de cada uno de los beneficiarios de planes de vivienda actuales de las distintas operatorias implementadas”.

Por ello “con actitud solidaria frente a aquellas familias que aún esperan acceder a alguno de los beneficios que brinda el Instituto” se crea un Fondo Solidario de Desarrollo Habitacional “que será integrado con el fin de revertir la situación fáctica actual, en materia de aumento en los costos de bienes y servicios relacionados con la industria de la construcción, como así también con el objeto de lograr mayor equidad en cuanto a los montos abonados por todos los beneficiarios del Iprodha”.

Se explica que “el valor del Fondo será determinado en función del monto final de la cuota, siendo este inversamente proporcional”. Quiere decir que las cuotas más bajas deberán ser más solidarias.

Aquellos que quieran efectuar la cancelación total de la deuda tendrán un plazo de seis meses “con el sistema anterior de amortización”.