Comidas y bebidas fermentadas ganan espacios en las casas

Se trata de métodos que favorecen a que los alimentos sean nutritivos, seguros y duraderos. Con capacitaciones y talleres instan a que las familias incursionen en la práctica de conservación.

10/11/2019 10:54

TALLERES. El viernes 15 de noviembre dictarán una capacitación desde las 8.30 en Oberá en el salón comunitario Yerbal Viejo.

Poco a poco los alimentos y las bebidas fermentadas de forma casera ganan espacios en las mesas de las familias locales. En Misiones se dictan -de forma constante- talleres con la idea de que la gente pierda el miedo a la utilización de este método.

Se debe a que al momento de hablar de bacterias, muchos piensan que se trata de “algo malo”; sin embargo, éstas pueden transformar los alimentos para hacerlos más sanos, seguros, nutritivos y apetecibles, gracias a su sabor y textura.

Es así que -incluso-, hasta en los restaurantes utilizan esta metodología, la cual es muy alentadora y bien recibida por los comensales. Antonela Muller, quien se desempeña en el Profesorado en Ciencias Agrarias y Protección Ambiental (PROCAYPA) de Capioví, es una de las que dicta las charlas de los productos fermentados. De esta manera, enseña a hacer yogurt, kombucha, gaseosas artesanales y kéfir, entre otros.

Al respecto, la profesional comentó que “se les explica cuáles son los beneficios y qué funciones van a cumplir esas bacterias”. Aseguró que “se expone la idea de lo importante que es fermentar”.

A la vez, agregó que “además se trata de incentivar a la gente a que pierdan el miedo al fermento porque las bacterias tienen mucho más para aportar que para hacernos daño; y se debe tener en cuenta que forman parte de nosotros”.

Según reconocieron los expertos en la temática, “los fermentados pueden ser antioxidantes, antimicrobianos y antiinflamatorios. Sumado a eso contribuyen a combatir algunas enfermedades”.

En tanto, lo probiótico es indispensable para el sistema inmunitario, ya que aumenta la diversidad bacteriana del intestino. “Se debe a que uno de los puntos de mantener la buena salud es la flora intestinal, por lo que conviene mantenerla en buen estado y eso pasa por cuidar la alimentación”, destacaron los expertos.

En relación a la metodología, Muller dijo que “se debe entender que en verdad tienen mucho más beneficios esas bacterias y hay muchos estudios que acompañan esa idea”.

Además, explicó que “las bacterias que están en la superficie del vegetal, por ejemplo, son las que van a fermentar”.

Adicionó que en el proceso de fermentación “habrá una sobrepoblación de las bacterias buenas y no habrá posibilidad de que las malas se desarrollen. Incluso, las mismas bacterias van a producir los ácidos para la conservación de estos alimentos”.

Asimismo, subrayó que “al fermentar algún vegetal hay muchos más nutrientes que estan disponibles y hay otros que se irán multiplicando”.

Se debe recordar que la fermentación de alimentos es una de las técnicas de preparación y conservación más usadas y más antiguas de la historia de la humanidad; ya que la refrigeración es una técnica relativamente nueva, por lo cual se tuvo que desarrollar otros métodos de conservación de los alimentos.

 

Beneficios de la fermentación

Entre los principales beneficios que presentan las comidas fermentadas y probióticas se destacan que los alimentos son más nutritivos y digeribles.

Además, los expertos en la temática reconocen que la fermentación aumenta la presencia de vitaminas. También promueven la modulación del sistema inmunitario. Se considera, también, que los alimentos fermentados aportan todo un abanico de microorganismos.