La bombera fue operada y lucha por recuperarse en el Madariaga

La oficial de 21 años que cayó de una autobomba continúa asistida por un respirador artificial. Sus camaradas destacaron su labor pese a tener menos de un año de servicio.

19/10/2019 10:57

“No hay razón para entrar en una casa en llamas sabiendo que todos quieren salir… No hay razón para subir al techo de un edificio sabiendo que las llamas te esperan debajo… No hay razón para ser Bombero. Porque para ser Bombero no se necesita razón…Se necesita Corazón”. Esta frase refleja como sentía la pasión de ser bombera al igual que su padre.

La joven oficial que cayó de una autobomba y lucha por su vida en el hospital Madariaga así sentía el pertenecer a esta parte de la Policía de Misiones. Fue intervenida quirúrgicamente y esperan su evolución mientras continúa en estado crítico y con respirador artificial.

Alicia Guadalupe Sommariva (21) egresó hace menos de un año de la Escuela de Cadetes General Belgrano y su primer destino fue la división Bomberos de San Isidro. Con frases como las de arriba mostraba en sus redes sociales lo que significa ser bombera para ella. Sus compañeros y jefes hablan muy bien de su profesionalidad y sienten el momento triste que le toca vivir a su familia y esperan su recuperación.

El jueves minutos después de las 18 la desgracia se cruzó en el camino de esta joven oficial subayudante. Había asistido como otros tantos bomberos a un curso de capacitación en el barrio Itaembé Guazú, en el oeste de Posadas y al regresar sucedió el siniestro.

Fuentes del caso relataron que se abrió la puerta derecha del camión de la división Bomberos Zona Oeste (Villa Cabello) al doblar en la rotonda del puente Chacabuco, en el cual iba la víctima y la tomó tan de sorpresa que no pudo atinar a nada, tal y como fuera publicado por este Diario.

Cayó al asfalto con el rodado en movimiento y lo primero que tocó el suelo fue su cabeza. Fue asistida por los otros efectivos y trasladada rápidamente en ambulancia al Madariaga donde permanece internada.

 

De familia

Su padre también pertenece a la fuerza e incluso es bombero. De allí su amor por la profesión y con tan sólo meses de recibida está cumpliendo su sueño llevando una carrera más que correcta. Jefes de la fuerza y compañeros de trabajo no hacen más que destacar su accionar diario ante las consultas de PRIMERA EDICIÓN. Sus ganas de trabajar, de superarse y su responsabilidad generó gran conmoción por lo que le sucedió y los deseos que se recupere son muy grandes.

Su estado hasta el cierre de esta edición era crítico. Fue intervenida en la noche del jueves por un traumatismo grave de cráneo y en el nosocomio capitalino también se le realizó una cirugía de evacuación y contusión pulmonar bilateral, consignó una fuente.