Detuvieron a uno de los hijos del matrimonio asesinado en Andresito

Quedó privado de su libertad como sospechoso del doble crimen ocurrido el domingo 22 de septiembre. Hubo testimonios e indicios que también complicaron su situación.

30/09/2019 16:13

Fue detenido este lunes el hijo de 22 años de la pareja torturada y asesinada hace poco más de una semana en su vivienda de esta localidad.

Tal como adelantó PRIMERA EDICIÓN, la posible participación en el hecho del joven ahora apresado fue una de las hipótesis que barajaron los investigadores desde el inicio de la causa.

Hilario Kirschner (61) y su esposa Mirta Sachser (54), fueron ejecutados a tiros entre la noche del sábado 21 de septiembre y los primeros minutos del domingo 22 en la habitación matrimonial de su domicilio, ubicado en el paraje “Las 500” de Comandante Andresito.

Los proyectiles extraídos a las víctimas y las vainas servidas incautadas en el lugar corroboraron que los disparos fueron realizados con un rifle calibre 22, misma tipología de un arma que tenían las víctimas en su casa y que aún no fue hallada.

Luego de analizar numerosos indicios, el juez de Instrucción 3 de Puerto Iguazú, Martín Brites, ordenó la detención del hijo de la pareja, medida que se concretó ayer minutos antes de las 15 por personal de la Dirección Homicidios y de la División Investigaciones de la Unidad Regional V.

En los próximos días, el joven será llevado a estrados judiciales para el trámite de indagatoria, donde podrá dar su versión de los hechos o abstenerse de hacerlo.

La causa fue caratulada en forma preventiva como “doble homicidio agravado por el vínculo y el uso de arma de fuego”.
Por el momento continúa la búsqueda y rastreo satelital del teléfono celular de Hilario, que no fue hallado en la escena.

 

La reciente extracción de dinero

Acerca de la hipótesis del doble homicidio, siempre apareció el robo como móvil. Si bien la pareja bancarizaba su dinero, se supo que manejaba cierta cantidad no significativa para los gastos diarios de su chacra (sus principales fuentes de ingreso eran la ganadería y las plantaciones de yerba mate).

No obstante, y como adelantó este Diario, el pasado jueves en una inspección ocular los pesquisas hallaron en la casa de los infortunados agricultores un ticket de una reciente extracción de 100 mil pesos de un banco. Esto hizo despertar las sospechas en los investigadores, más aún que en la vivienda no se halló un solo billete.

En ese sentido, se aguardaba el informe de una entidad bancaria para tener más claros los movimientos financieros de las víctimas. Si ese dinero jamás salió de la casa, pudo ser el motivo por el cual el o los asesinos torturaron y ejecutaron a Hilario y Mirta. Los golpes con patadas y golpes de puño, además de garrotes, tal vez buscaban que confesaran dónde estaba dicha suma.

 

Los horarios

Desde su primera declaración, el joven hijo de la pareja, que residía con ellos, dejó algunos “puntos ciegos”, como ser los horarios.

Dijo que se fue de la vivienda familiar a las 19.30 del sábado y regresó a la 1.30 del domingo, cuando halló los cuerpos sin vida de sus padres. En su coartada pudo confirmar dónde estuvo desde las 22 en adelante, pero habría más de dos horas que no supo justificar su paradero.

El último contacto telefónico vía WhatsApp que tuvo Hilario fue con un pariente, confirmando que iba a estar presente el domingo al mediodía en una fiesta por el Día del Jubilado. Ese mensaje fue enviado a las 20 del sábado.

 

Huellas de calzado

La orden de detención que emitió ayer el Juzgado fue tras recibir un pormenorizado informe de la Policía de Misiones donde figuran detalles de elementos e indicios que orientaban hacia el sospechoso.

PRIMERA EDICIÓN tuvo acceso al reporte, donde se puede observar un punto novedoso en la causa: se halló una huella de calzado similar al del joven de 22 años sobre la cama del matrimonio masacrado. Si bien el individuo habría alegado que “fue para tomarle el pulso a su padre cuando lo encontró sin vida”, a los pesquisas les pareció bastante improbable esta versión.

Otro punto destacable que informó la fuerza provincial tras sus pericias en el lugar fue que “no se hallaron huellas digitales ajenas a los tres integrantes de la familia en la vivienda donde ocurrió el doble homicidio”.