El misionero Thomas fue excarcelado bajo una fianza de 60 millones de pesos

La Cámara Federal consideró que no hay riesgo de fuga, a pesar que el exdirector de Yacyretá estuvo prófugo 48 días. Se encontraba en Misiones bajo arresto domiciliario por cuestiones de salud.

17/09/2019 12:10

El exdirector de la Entidad Binacional Yacyretá, Oscar Thomas fue excarcelado este martes en el marco de la “causa de los cuadernos” por orden de la Cámara Federal. Para concretar su libertad, el juez Claudio Bonadio le fijó una fianza previa que debió saldar por la suma de 60 millones de pesos.

Hasta ahora Thomas había obtenido la prisión domiciliaria por razones de salud, pero la defensa venía reclamando que se lo liberara. La fiscalía estuvo de acuerdo, teniendo en cuenta que la investigación se encuentra completa y ya se pidió la elevación del caso a juicio.

El funcionario misionero fue el último en ser arrestado ya que estuvo 48 días prófugo desde el momento en que se ordenó su detención. Hoy hubiera cumplido un año bajo arresto.

En el fallo que se conoció ayer, la Cámara Federal entendió “razonable el beneficio solicitado”.

Los jueces Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi sostuvieron que “el imputado Thomas ha dado debido cumplimento a todas las pautas impuestas en el marco del arresto domiciliario que le fuera otorgado, demostrando un apego a las reglas disciplinarias” fijadas en el proceso.

“No se verifica en este supuesto, la concurrencia de indicadores de riesgos con suficiente entidad como para sostener que la restricción personal impuesta a Thomas -actualmente cumplida bajo la modalidad de arresto domiciliario- sea la única alternativa viable a los fines de garantizar la concreción del derecho, valorándose la carencia de antecedentes penales computables”, agregaron los camaristas.

De las causas por las anotaciones de Oscar Centeno sólo quedan presos en la cárcel el ex ministro de Planificación Julio De Vido y su mano derecha Roberto Baratta.

El empresario Gerardo Ferreyra, de Electroingeniería, también está arrestado pero en su casa. Su defensa también pidió a la Cámara Federal su excarcelación, en un escenario similar al de Thomas.

Thomas estuvo prófugo desde el 1° de agosto de 2018, cuando estalló el escándalo de la causa de los cuadernos K y el juez Bonadio ordenó una serie de detenciones. Fue capturado el 18 de septiembre pasado en un departamento porteño. Fue procesado y embargado, por ser considerado miembro de la organización ilícita, según Bonadio.

De acuerdo con las anotaciones de Oscar Centeno, Thomas le entregó al ex secretario de Coordinación del Ministerio de Planificación Roberto Baratta un total de USD 1,1 millón el 12 de agosto de 2009 en la entrada del edificio ubicado en Juncal 1740.

En otra oportunidad, Centeno escribió: “Mientras viajábamos (Baratta) lo llamó al jefe (Julio De Vido) y le dijo que el ente Yacyretá y Transporte habían aportado para la corona USD 657 mil”.

A diferencia de otros involucrados en la causa, Thomas nunca se confesó como un “arrepentido” y siempre reclamó su inocencia.

Sin embargo, el pasado 5 de septiembre, el juez Bonadío emitió una resolución donde dio por probados los aportes en concepto de “coimas” que se pagaron al Ministerio y por cerrada la investigación para iniciar el juicio.

Se basó principalmente en el testimonio de 31 arrepentidos, entre ellos importantes empresarios de la obra pública nacional.

Dijo que “con la prueba recolectada al comienzo de la presente investigación” se pudo establecer que un grupo de funcionarios del entonces del Ministerio de Planificación (Thomas dependía de este), integrado entre otros por el exsubsecretario de Coordinación y Control de Gestión Roberto Baratta, efectuaron cobranzas de coimas “a distintos particulares, habiendo sido trasladados, en la mayoría de las oportunidades, en vehículos conducidos por Oscar Centeno”.