Dura transición en los municipios a tres meses del recambio

Intendentes que asumirán el 10 de diciembre dicen desconocer el estado contable de las comunas que van a administrar por los siguientes cuatro años. Algunos aún no pudieron reunirse con los salientes.

16/09/2019 07:36

SANTA ANA. Más de 20 alcaldes electos y sus equipos técnicos se capacitaron.

A menos de tres meses de la asunción de nuevas autoridades en más de una veintena de municipios misioneros, comienzan a aparecer los primeros coletazos en el traspaso de varias intendencias.

Es que si bien desde el Gobierno provincial se aboga para que las transiciones en las distintas localidades se realicen de forma ordenada, algunas gestiones oficialistas las que no siguen esa línea y presentan problemas de diálogo.

Colonia Delicia es uno de los mejores ejemplos: allí, el intendente renovador saliente, Eberth Vera, no habría mantenido comunicación alguna con el electo alcalde del Partido Agrario y Social (PAyS), Roberto Carlos Wern, quien ganó con el 46,20% de los votos.

“No tuvimos ninguna reunión con Vera, lo que más nos perjudica es el tema del presupuesto, debido a que queríamos elaborarlo de manera conjunta para el año próximo, hay muchas cosas que queremos cambiar”, manifestó al respecto Wern en comunicación con PRIMERA EDICIÓN.

En ese sentido, detalló que tienen la intención de crear una Dirección de Agricultura en el ámbito municipal, para lo cual requerirían destinar una partida presupuestaria; sin embargo no han podido hacerlo en esta oportunidad.

“Queríamos incorporarlo al presupuesto que se va a presentar este año para no hacer una modificación de la partida el año entrante”, explicó.

Asimismo, advirtió que en Colonia Delicia “la transición está bastante complicada. No sabemos en qué situación se encuentra el municipio ni cómo lo vamos a recibir, tenemos la intención de realizar una auditoría, aparentemente hay bastantes deudas, no sabríamos bien cuántas porque hemos solicitado informes a través del Concejo Deliberante y no nos contestan”, aseveró Wern.

Indicó que a pesar de los intentos que realizaron por tomar contacto con la actual gestión municipal, no tienen respuesta alguna, en consecuencia es casi imposible mantener el diálogo.

“Cuando asumamos, en un principio tendríamos que ver en qué situación se encuentra el municipio, es una pena porque podríamos irnos preparando para que todo se dé con tranquilidad tanto para nosotros como para la gestión saliente, ya que todo lo que esté mal repercutirá sobre ellos, porque vamos a accionar legalmente para que se tome conocimiento, porque hay muchísimas irregularidades”, sentenció.

El intendente actual, Eberth Vera, acumula múltiples problemas administrativos al frente de la comuna, por lo que incluso ya fue multado en múltiples ocasiones. Incluso el último balance “no fue aprobado por el Tribunal de Cuentas de la Provincia” debido a que fue entregado fuera de tiempo.

“Nosotros notificamos al Tribunal de Cuentas que el Ejecutivo no entregó la notificación en tiempo y forma, y una vez que entregaron el proyecto no lo pudimos aprobar sin el tiempo suficiente para estudiarlo como corresponde”, contó Wern, quien actualmente ocupa una banca como concejal en Delicia.

Y remarcó que también están preocupados “porque al poco tiempo de asumir se tendrá que pagar aguinaldos, sueldos y vacaciones” para el personal municipal.

“Vemos difícil que nos dejen algún haber en las cuentas, lo vemos complicado sobre todo por la falta de diálogo y de predisposición para trabajar en conjunto”, lamentó.

A su turno, el intendente electo de San Vicente, Fabián Rodríguez, comentó que la única reunión que mantuvo con el saliente jefe comunal, Waldomiro “Waldir” Dos Santos, fue hace dos meses.

“Todavía no tengo ningún dato de él, vamos a reunirnos con el Tribunal de Cuentas para ver cómo procedemos”, señaló.
Consideró que, a pesar de esta falta de diálogo, apelará “a la buena voluntad de las personas” ya que en el caso de que encuentre algún tipo de problema “se procederá judicialmente”.

En tanto, Daniel Yendryka, quien se hará cargo de la comuna de Azara, comentó que “no hay novedad sobre la transición”. El elegido ganó las elecciones, el pasado 2 de junio, por más del 28% de los votos. Comentó que “hace un mes y medio envié una nota al Ejecutivo pidiendo un informe y que la respuesta sea remitida a mí y al Concejo Deliberante”. El actual intendente de Azara es Carlos Fassa.

 

“En tratativas”

Por su parte, la electa intendente de Apóstoles, María Eugenia Safrán, dijo que meses atrás mantuvo una reunión con el saliente alcalde, Mario Vialey, quien se comprometió a recibirla en la previa del traspaso para brindarle un informe completo del estado del municipio.

“Estamos enfocados en la tarea de conformar nuestro equipo para comenzar a trabajar una vez que asumamos al frente de la comuna”, señaló.
Anticipó que no tiene pensado realizar ninguna auditoría y que Apóstoles “siempre se caracterizó por ser un municipio administrativamente ordenado”.

“Más allá de las chicanas que pueden llegar a surgir, no creo que tengamos problemas en el traspaso, sobre todo considerando que estamos atravesando un período de crisis económica donde estos tipos de conflictos no hacen bien a nadie”, aseveró.

Safrán y Vialey tuvieron una reñida participación el pasado 2 de junio en las elecciones provinciales, donde la diferencia entre ambos fue de 12 votos.

En el caso de Campo Viera, comentaron que “se está trabajando con el equipo técnico del nuevo alcalde”.

Desde el 10 de diciembre se hará cargo de la comuna Guillermo Burger, quien consiguió poco más del 57% de los votos en junio pasado, derrotando así al actual intendente, Juan Carlos Ríos, quien gobierna la localidad desde hace seis gestiones.

Desde el equipo de trabajo de Burger contaron que “todavía están en tratativas las reuniones entre la parte saliente y la entrante”, pero que “en perspectivas a diciembre, creemos que las cosas deben llegar bien”.

 

Diálogo en los traspasos

En lo que respecta a la transición en San Javier, el alcalde electo, Matías Vilchez, comentó que, desde junio pasado hasta la fecha, se concretaron varias reuniones con el intendente actual, Enio Lemes.

“En esta cuestión de transición se tocaron varios temas”, dijo Vilchez. Contó que “Lemes tenía agendado algunos encuentros relacionados al puente de San Javier-Porto Xavier y me invitó para que participe. La idea es que la transición sea tranquila”.

Reconoció que “creo que somos responsables en cuanto a lo que implica a la ciudadanía, porque lo más importante es que el pueblo sepa que nosotros vamos a seguir trabajando para que esté mejor”.

Más allá de las reuniones mantenidas, todavía no se abordó el tema de las arcas municipales, ya que el objetivo de Vilchez es analizar el funcionamiento de cada área de la comuna. De esta manera, evaluará cuáles son los cambios que se deben aplicar para un funcionamiento más eficaz.

Asimismo, apuntó que “nuestra forma de trabajo será diferente a la que está acostumbrado el pueblo desde hace mucho tiempo”.
En esta línea, deslizó que los ejes de campaña se mantendrán en la gestión. “Vamos a apoyarnos en la gente que tenga formación”, dijo al referirse a quienes ocuparán los cargos municipales.

Agregó que “nos vamos a apoyar en dos cosas importantes: por un lado, en la experiencia y por otro, en la capacitación”.

En cuanto a lo que pretende para su gestión, detalló que se dará impronta a la juventud: “Queremos formar a nuevos dirigentes y que de alguna forma éstos vayan ocupando esos lugares”.

A la vez, Miguel Ángel Zumkoski, quien estará al frente de la comuna de Santiago de Liniers, dijo a este Diario que “la transición sería ordenada”, ya que “hay un buen diálogo con el actual intendente”.

Sostuvo que “creemos que no habría inconvenientes” y subrayó que “se debe tratar de trabajar y tratar de mantener las cuentas públicas ordenadas para que la gente vea que hay transparencia en el traspaso de mando”.

En consonancia, Ramón Toledo, quien estará a cargo del municipio de Loreto, subrayó que hay buena relación y predisposición con el actual intendente: “Estuvimos reunidos y la idea es hacer un traspaso de mando de forma ordenada. Creo que están dadas las condiciones para que se dé así”, adelantó.

En tanto, Pozo Azul se prepara para tener su primer intendente, ya que el municipio número 76 de Misiones fue creado recién en octubre de 2017.

En este sentido, el alcalde electo Edgar González contó que “ya se venía cuidando las cuentas con el interventor; yo por ahora me desempeño como secretario”.

Recalcó que “una idea del interventor es que los compromisos asumidos terminen antes de que finalice su gestión. Creemos que vamos a tomar una comuna tranquila”.

Charla

El pasado viernes, los intendentes electos de las más de 20 comunas se capacitaron sobre el traspaso de mando.

La charla fue dictada por el Tribunal de Cuentas y el encuentro se desarrolló en Santa Ana.

De esta manera, los nuevos jefes comunales pudieron despejar dudas de cómo debe actuar su municipio y qué responsabilidades tienen ante algunas situaciones, como por ejemplo, balances desaprobados, deudas adquiridas por la anterior gestión o multas a pagar.

El objetivo es que los nuevos funcionarios tengan conocimiento acerca de los formularios, tiempos de presentación o requerimientos por parte del Estado provincial.

Los electos destacaron la capacitación, ya que muchos son ajenos a la gestión pública.