Reactivan obra y compra de equipamiento del Materno Neonatal

Maquinaria y obreros trabajan sin descanso en las tareas para las instalaciones del transformador y el oxígeno que alimentará el edificio de forma central. Se espera estén listas para inicios de 2020.

21/08/2019 07:52

ESPERANZADOR. Movimiento de máquinas y el proceso de compra hacen pensar que pronto se hará la inauguración completa.

Luego de varios meses de estar parada, se reactivó la obra civil y la compra de equipamiento del Hospital Materno Neonatal, lo cual alimenta las esperanzas de sus directivos para tener las instalaciones funcionando a pleno en 2020.

“En este momento se comenzó nuevamente con el proceso de compra de camas de internación, más el equipamiento de hotelería y médico. En los últimos tiempos, a causa de la crisis socioeconómica del país no había precios (cotización) para lo que estábamos necesitando pero ya se reinició el proceso”, dijo a PRIMERA EDICIÓN el gerente asistencial del Hospital Materno Neonatal, David Halac, en el marco de una recorrida por las instalaciones y por la obra.

La lista de compra es amplia ya que no sólo abarca camas de internación y de parto especializadas, sino también todo el equipamiento para quirófanos y de las salas de atención y de prácticas.

De hecho, el hospital seguirá brindando el parto en las Unidades de Trabajo de Parto y Recuperación, que genera un ambiente como si fuera una habitación de hotel con normas de atención del parto en esa unidad, que también es parte de la lista de lo que falta equipar.

Además, las instalaciones contarán con un piso completo dedicado a la Neonatología donde habrá terapia intensiva, intermedia e internación de bajo riesgo y recuperación, más el Lactario y el Banco de Leche, promovido con una ley para tal fin.

Por otra parte, también está reactivada la obra civil donde se van a instalar el transformador de energía y el cilindro de oxígeno para alimentar el hospital.

En paralelo se está haciendo una canalización subterránea para los caños alimentadores centrales.

“El presupuesto se modificó varias veces a causa del valor del dólar y si el año pasado se habían presupuestado 60 millones de pesos, eso hoy está como mínimo triplicado”, deslizó Halac.

 

“Directivas claras”

“Existen directivas claras de que el hospital empiece a funcionar a pleno. Esa decisión política nos hace sentir el respaldo de las máximas autoridades de la provincia”, explicó el médico y gerente del nosocomio.

“Por ello se reactivó el proceso de compra de los equipamientos que era algo que estaba trabado porque los vendedores internacionales no ponían precio a causa de la fluctuación del dólar. Ahora se está cotizando y se está empezando a comprar”, insistió.

“Ese proceso, más la continuidad de la obra, es esperanzador. Nos hace pensar que como mucho en 2020 se van a concluir las obras”.

Halac indicó que “urge el cambio de instalaciones, la estructura vieja de ese hospital impone una restauración completa. No se puede trabajar por sectores más allá de algún mantenimiento, porque allí hay pacientes internados tanto en maternidad como en Neonatología”.

 

Los servicios actuales

Por lo pronto, en las instalaciones del nuevo hospital Materno Neonatal sigue funcionando solamente la atención ambulatoria: consultorios externos y estudios complementarios, control prenatal de alto y bajo riesgo y control de los recién nacidos, seguimiento de prematuros, atención de kinesiología, fonoaudiología, estimulación temprana, y el PIM curso de preparación integral para la maternidad, que lo realizan las pacientes prontas a tener su bebé en un parto normal.

“Estamos brindando un amplio panorama de prestaciones ambulatorias que se fueron complejizando, más todo el área de administrativa”, contó el médico durante el recorrido.

Asimismo, los pisos superiores de la obra y algunas unidades especiales todavía permanecen cerrados, ya que por cuestiones de seguridad la empresa aún no los entregó.