Envejecer con gracia

Envejecer con gracia no significa llevar las arrugas con orgullo. En su lugar, lo que todos necesitamos es atravesar de la mejor manera posible lo que nos queda de esta vida, con confianza y dignidad.

10/02/2019 07:58

Para algunos, esto puede significar aceptar los signos naturales del envejecimiento, sin necesidad de visitar a un cirujano plástico certificado por el camino.

Para otros, tomar medidas para que su aspecto exterior coincida con lo que se siente por dentro.
Cuando la gente habla acerca de envejecer, no es infrecuente que utilicen el término “envejecer con gracia”.

A menudo, algunas celebridades como Judi Dench, Sigourney Weaver o Meryl Streep lo han decidido de esta manera, debido a que son mujeres mayores y hermosas que no parecen estar aferradas a su juventud.

Pero, celebridades de lado, ¿cómo lidia la mujer común con el concepto de envejecer con gracia, cuando recibe tantos mensajes contradictorios acerca de lo que significa envejecer?

“Envejecer con gracia” se utiliza a menudo como un eufemismo. Las personas pueden usar la frase en el sentido de “reconociéndome mayor, pero amigándome con eso” o “mostrando signos de envejecimiento, pero todavía poniéndole onda hacia adelante a la vida”.

De esta manera, el término suena negativo de ambas formas, ya que es la frase que usamos para describirnos cuando no nos sentimos tan bien como lo hacíamos antes.

Pero ¿es la única interpretación que puede darse a este término? Quizás envejecer con gracia no necesariamente tiene que referirse a la edad o la apariencia, sino más bien a la actitud de la gente a medida que avanza a través de las distintas etapas de la vida.

Quizás, justamente sea en este momento de madurez cuando gozamos de lo que la vida nos da y podemos proyectarnos en este camino sin renunciar del todo a la imagen interior que cada uno de nosotros guarda de sí mismos.

Colabora
Alba Brandt
Cosmiatra
[email protected]
376- 15 4561642