Buscan a un pasero paraguayo que huyó tras el homicidio de su amigo

Víctor Hugo Borja (24) fue encontrado sin vida y su presunto compañero de salida nocturna huyó, presumiblemente a nado, hacia Paraguay. Amplios operativos en Iguazú.

31/12/2018 07:10

BARRIO LAS LEÑAS. En esta zona de Puerto Iguazú fue hallado sin vida Víctor Borja a las 5.30 de ayer y con el cráneo roto.

Investigadores y un variado grupo de efectivos de distintas divisiones de la Unidad Regional V rastrillaron ayer y recogieron datos detrás del paradero de un ciudadano paraguayo sospechoso de matar a golpes a su amigo luego de asistir a un local bailable durante la madrugada de ayer.

El cuerpo inerte de Víctor Hugo Borja, de 24 años y domiciliado en el barrio Bicentenario de Puerto Iguazú, fue hallado a un costado de la calle denominada Tendido Eléctrico en el barrio Las Leñas.

Los primeros estudios, realizados por peritos de Criminalística y el médico legista de la UR-V, indicaron que sufrió un golpe que le rompió el cráneo en la zona del hueso occipital, posterior y base de la cabeza; además de un corte de cinco centímetros de diámetro y excoriaciones en el cuello.

Si bien se aguarda la precisión de la autopsia -que se espera que se realice durante las próximas horas en Posadas, tal como lo solicitó el juez de Instrucción 3, Martín Brites-, el principal indicio apunta a que Borja murió por una golpiza.

Tras el hallazgo del cuerpo, a las 5.30 de ayer, se buscó establecer los últimos pasos de la víctima.

De inmediato, investigadores apuntaron a testigos que señalaron que lo vieron como acompañante en una motocicleta, que correspondería a un conocido pasero paraguayo que lo habría pasado a buscar pocas horas antes por su domicilio para compartir bebidas alcohólicas e ir a un local bailable de la zona.

Los datos de los testigos fueron corroborados luego por los registros obtenidos de cámaras de seguridad de comercios próximos, que captaron a ambos sobre la motocicleta aproximadamente a las 4.30 y luego retornar solo al paraguayo en sentido contrario.

La labor de pesquisa condujo hacia un sector del barrio Riberas del Paraná. Allí surgieron varias voces coincidentes de vecinos que vieron al sujeto buscado en su vehículo de dos ruedas.

A nado

Una de las líneas que se sustentó con el correr de la mañana fue la que indica que el pasero paraguayo -habituado al cruce de mercaderías para reventa en Puerto Iguazú- habría sido visto a pleno sol cuando ingresaba al río, pero no en canoa o bote de similares características, sino para intentar cruzar a nado hacia la orilla de su país.

Para confirmar o descartar esta hipótesis, se solicitó la colaboración de distintas fuerzas de seguridad, incluyendo de Paraguay, con la descripción del sospechoso.

A la par, en tierra se desplegaron múltiples allanamientos en varios puntos de la jurisdicción de Puerto Iguazú, principalmente en el barrio 2.000 Hectáreas, donde el paraguayo posee una vivienda en la que habitaría solo.

En relación a los motivos del presunto ataque, las fuentes consultadas por PRIMERA EDICIÓN solicitaron tiempo y prudencia para no establecer suspicacias improcedentes y nocivas.