“Coleco” Krysvzuk seguirá detenido

El exintendente de El Soberbio seguirá preso hasta el inicio del juicio, ya que la Cámara de Apelaciones en lo Penal y Correccional confirmó la prisión preventiva y rechazó el cambio de calificación, que había solicitado la defensa por la causa de malversación de fondos.

18/06/2016 17:55

Los integrantes de la Sala 1, Marisa Ruth Dilaccio y Ricardo Venialgo, resolvieron no dar curso al pedido de excarcelación presentado por la defensa de Krysvzuk y que ya fuera denegado por el juez Horacio Alarcón, quien en su resolución consideró que existe riesgo de fuga y además porque “Coleco” podría entorpecer la investigación en su contra. Cabe recordar que luego de ser destituido por el Concejo Deliberante, el exalcalde estuvo prófugo de la Justicia por unos nueve meses antes de entregarse. Este antecedente, sin dudas que no lo favoreció en el pedido de excarcelación y la posterior apelación. La Justicia Penal procesó al exintendente de El Soberbio, Alberto “Coleco” Krysvzuk, por asociación ilícita y malversación de fondos públicos, en una denuncia donde se investiga el destino de unos 400 mil pesos recibidos para construir pozos perforados en Colonia Lapacho, con un presupuesto cercano a 170 mil pesos y el otro en el barrio Itatí de esa localidad, por un costo de aproximadamente 230 mil pesos. Nunca fueron construidos. A fines del 2013, una Comisión Investigadora del Concejo Deliberante, encontró varias pruebas de que se habían desviado varios millones de pesos provenientes de programas nacionales para realizar los pozos perforados. Las obras fueron facturadas pero no se hicieron, entre las pruebas se encontraron factureros truchos y empresas inexistentes. En una oportunidad, el concejal “Neco” Schwart contó a PRIMERA EDICIÓN que “Coleco presentaba ante el Tribunal de Cuentas facturas truchas, en algunos casos de comercios que no existen y en otros casos de comercios que nunca comercializaron nada al municipio. Quiere decir que hay proveedores que nunca se enteraron. Solamente se imprimieron facturas en forma ilegal para justificar los desvíos de dinero”.