Combinar presencialidad y virtualidad, reto clave para medios de comunicación

Redacciones cambiantes 2021: el trabajo híbrido y mejorar la diversidad son algunas de las claves de la era post pandemia, según un estudio.

24/11/2021 22:25

La redacción del medio español elDiario.es en Madrid (Foto: Elvira Megías)

 

El regreso a las oficinas ya ha comenzado, pero el COVID-19 aún sigue siendo un problema en muchos países, de modo que el progreso se mantiene desigual e incierto. Muchos encontrarán que las redacciones son lugares muy diferentes de los que abandonaron en su momento. Para algunos, la oficina ha desaparecido por completo.

Un informe del Reuters Institute titulado “Redacciones Cambiantes 2021”, basado en una encuesta a 132 ejecutivos que cumplen funciones en medios de 42 países más una serie de entrevistas en profundidad, concluye, entre otras cosas, que el “trabajo híbrido” pronto será la norma para una gran mayoría de los periodistas: algunos estarán en la redacción y otros, en remoto.

Otra conclusión es que los medios siguen sin encontrar soluciones a los desafíos de atraer talento y resolver la falta de diversidad.

Entre los principales hallazgos de la investigación se puede enumerar:

-Una amplia mayoría de los encuestados afirman que sus empresas están de acuerdo (79%) con la transición hacia el trabajo híbrido, e incluso en un porcentaje mayor (89%) se declaran ellos mismos comprometidos con el proceso.

-Un tercio (34%) indica que ya se han definido los principales cambios y avanzan para implementar el trabajo híbrido, pero más de la mitad (57%) aún tratan de dilucidar la mejor forma de llevarlo a cabo. Aproximadamente uno de cada diez (9%) dice que su organización pretende retornar a un modelo laboral lo más parecido posible al que había antes de la pandemia.

-Los medios todavía luchan por atraer y retener el talento vinculado a la tecnología y a los datos, que son habilidades muy demandadas en otros sectores. Por el contrario, una amplia mayoría confía (63%) en mantener a los empleados de la redacción. Alrededor de la mitad (47%) considera que la pandemia ha dificultado la contratación y la retención del personal, y menos de una quinta parte (17%) sostiene que ha sido más fácil.

-La mayoría subraya que sus compañías hacen un buen trabajo en términos de diversidad de género (78%), aunque menos opinan lo mismo con respecto a la diversidad étnica (38%) y sobre atraer a quienes provienen de entornos menos favorecidos (37%) o con visiones políticas diversas (33%). A la luz del movimiento Black Lives Matter (las vidas negras importan) y de una mayor conciencia sobre las injusticias históricas, la diversidad étnica permanece como la principal prioridad para mejorar la diversidad de la redacción: así lo marca el 35%. Luego vienen la diversidad de género (26%) y los grupos menos favorecidos (17%).

-Los medios siguen adelante con los planes para rediseñar sus redacciones, actualizar su tecnología, reducir sus espacios de oficina y renegociar contratos con sus empleados para dar cabida a un trabajo más flexible. No obstante, a muchos les inquieta que no se hayan estudiado todas las implicaciones de una redacción híbrida: la preocupación gira en torno a la pérdida de creatividad, comunicación y cultura, “las 3C”.

En la práctica, los directivos se preocupan por cuestiones como el “sesgo de proximidad”, es decir, cuando se ignoran las voces de quienes trabajan en remoto y se beneficia a los empleados que están en la oficina, cerca de quienes toman las decisiones. Y también preocupa cómo reunir físicamente a la gente y fomentar el espíritu de equipo. Los ejecutivos sienten que les toca soportar el peso de grandes cambios en las operaciones con una carga adicional: deben comunicar y motivar a un personal al que rara vez ven cara a cara.

Pensando en el futuro, los medios deben equilibrar los requisitos operativos con las nuevas expectativas en cuanto a flexibilidad y autonomía personal, y la transición hacia el trabajo híbrido debe manejarse en el contexto de otros retos actuales como la atracción de talento y la falta de diversidad. “Detectamos que ahora el trabajo en remoto a menudo es una demanda específica para las nuevas contrataciones. Algunas empresas han logrado acuerdos con los sindicatos que impulsan la equidad (los mismos acuerdos para todo el personal) y otras han dado prioridad a la flexibilidad y quieren poner más énfasis en las necesidades operativas del negocio o en las necesidades individuales de los empleados”, refleja el documento que se puede leer completo AQUÍ en inglés.

Esta tensión entre la equidad y la flexibilidad es apenas una de las muchas que los directivos tienen que analizar detenidamente, en todos los niveles, sobre todo para atraer y retener talento. ¿Deberían ofrecer beneficios especiales al talento que escasea en tecnología o datos, pero no en roles editoriales que, se supone, requieren más presencia en la oficina? ¿Se podría atraer más talento diverso flexibilizando el enfoque en cuanto a dónde se cumplen las tareas?

Este informe recoge reflexiones sobre estos temas obtenidas mediante entrevistas en profundidad con 13 líderes que afrontan la “oportunidad única” de remodelar las redacciones, más un sondeo a partir de una muestra estratégica de ejecutivos de medios, que se realizó entre el 1 y el 19 de septiembre de 2021.

Los encuestados son jerárquicos en las áreas editorial, comercial y producto. Representan a medios diversos (impresos, televisivos, radiales, agencias de noticias y también nativos digitales). La mayoría pertenece al Norte global y trabaja en empresas medianas y grandes: por lo tanto, los resultados no capturan la situación, a menudo muy distinta, que viven las organizaciones pequeñas y las que operan en países pobres y/o autoritarios.

Los entrevistados dicen que la pandemia ha incrementado el riesgo de agotamiento (burnout), en tanto que algunos empleados han padecido aislamiento y problemas de salud mental.

No se trata de una muestra representativa ni aleatoria, con lo cual no habilita generalizaciones sobre el sector periodístico. Teniendo en cuenta la muestra estratégica que utilizamos, no es posible la comparación directa de cifras año contra año, aunque los datos sí ayudan a identificar patrones generales.

Se buscó incluir información, ideas, consejos y aprendizajes sobre cómo hacerse camino en la transformación hacia el trabajo híbrido. También extrae lecciones de una serie de empresas que lideran el cambio. El informe aporta ejemplos de iniciativas implementadas durante el último año para abordar estas cuestiones en países disímiles: desde Australia hasta Zimbabue, desde Colombia hasta Malasia.

Fuente: Reuters Institute