La venganza de la “Hormiga” en el Súper 8 de rugby

Tacurú le ganó ayer 27 a 13 a CAPRI en la final de M-2. Fue superior a su rival y pudo sacarse la espina de la final perdida la semana pasada en M-1.

21/11/2021 10:10

Fotos: M.Colman

 

El deporte siempre da revancha y en este caso le tocó a Tacurú, que a una semana de haber lamentado la derrota en la final de M-1, se dio el gusto de festejar luego de ganarle ayer a CAPRI por 27 a 13 en Villa Lanús la final de la divisional M-2.

De esta manera, la “Hormiga” se quedó con la Copa “José ‘Pepe’ Miérez” del torneo Súper 8 organizado por la Unión de Rugby de Misiones (URuMi).

La victoria de Tacurú fue clara y justa, teniendo en cuenta que fue superior a su rival y cada vez que pisó las 25 volvió con puntos en el bolsillo.

El partido arrancó con mucha dinámica y los cinco minutos el local se puso en ventaja cuando luego de un kick al fondo, Maxi Bogado presionó al hombre de CAPRI que fue a tomar la pelota. La presión surtió efecto porque de esa jugada salió el pase para que el capitán, Gastón Ulloa, apoyara el primer try del partido, que con la posterior conversión del mismo Bogado puso al dueño de casa 7-0 arriba.

Minutos más tarde, y luego de presionar a la defensa rival, CAPRI tuvo un penal a favor en tres cuartos de cancha, que Genaro Kruka no desaprovechó ante los palos y achicó la diferencia en 7-3.

Desde ahí se vieron los mejores momentos del “Azzurro” en el partido, porque los forwards comenzaron a ganar en las formaciones y luego de varios intentos jugando en corto, el hooker Felipe Solís apoyó a los 22 minutos el primer try para los dirigidos por Gustavo Verón, que pasaron al frente 8-7.

El partido era dinámico y cambiante, con los dos buscando el ingoal rival, lo que hacía que en cualquier momento se mueva el resultado.

Tacurú tuvo un line cerca de las 22 rival, y luego de bajar la pelota armó una buena jugada de lado a lado, moviendo muy bien la pelota, que terminó en las manos de Ignacio López López para que apoyara cerca de la banderita, cuando se jugaban 27 minutos.

La “Hormiga” aprovechó muy bien su momento en el partido, y tres minutos más tarde, a los 30, volvió a facturar cuando Ulloa arrancó por el centro de la cancha y al ser tackleado le cedió la pelota al medio scrum Tomás “Película” Bonifacini, que venía en apoyo, para que apoyara sólo debajo de los palos.

“Maxi” Bogado sumó dos más y dejó al “marrón y amarillo” arriba por una gran diferencia de 19 a 8 al cierre de los primeros 35 minutos.

Sin dudas, ese try significó un verdadero mazazo para CAPRI, por la forma y en el momento en que se dio.

 

Uno más, y lo liquidó

A PURA POTENCIA. Facundo Ortíz encara hacia el último try de Tacurú.

 

Tacurú cerró más entero el primer tiempo y, de la misma manera arrancó el segundo. Perdió al capitán Ulloa por lesión, pero en su lugar ingresó Facundo Ortíz con toda su potencia. Y en la primera jugada en la que participó junto al pack, el tercera línea apoyó un nuevo try para dejar a la “Hormiga” a un paso del campeonato, ya que se puso 24-8 arriba a los 14’.

CAPRI, resignado, intentó achicar pero no pudo quebrar a la defensa local, que con un buen tackle abortó toda intención del “Azzuro”, que ya en tiempo adicionado pudo descontar con el ensayo del ingresado Emiliano Duarte, que sólo sirvió para cerrar el marcador final en 27-13 favorable a las “Hormigas”.

Ganó Tacurú, en forma clara y justa. Esta vez le tocó festejar y dejar atrás la amargura de la final pasada. Porque el deporte, siempre da revancha.