El kybalion (l)

El Kybalion, son los principios de la alquimia hermética basada en el dominio de las fuerzas mentales, en la trasmutación...

20/11/2021 02:39

Empezamos a entender el hermetismo de Jesús
y vamos deshilvanando los secretos de su cruz.
Al silenciar la mente se produce un vacío
que es llenado con sabias gotas de rocío
que quita miedos, tristezas y rencores
colmándolo con aroma a flores.
Deliciosos aromas a nosotros retornarán
llevándonos a vivir en hermandad
pues Dios es mente y el Universo es mental.
Sabiendo esto, el oscuro lado
nos aleja con desinformación del Amado.

El Kybalion es un pequeño compendio de la Verdad oculta que nos legara Hermes Trismegisto, el 3 veces Grande, contemporáneo de Abraham, vivió en Egipto en los albores de nuestra raza, fue y es el Gran Sol Central del Ocultismo, cuyos rayos han iluminado todos los conocimientos impartidos desde entonces. De todas partes del mundo iban a postrarse a los pies del Gran Maestro de Maestro.

Unos pocos, que estaban prontos, fueron perpetuando la sabiduría transmitiéndola de boca a oído, conservando viva la sagrada llama, dedicando su vida a esa labor. De ahí el aforismo de El Kybalion que dice que “los labios de la Sabiduría permanecen cerrados, excepto para el oído capaz de comprender”.

Ningún conocimiento oculto ha sido tan celosamente guardado como los fragmentos de las enseñanzas herméticas, pues conocían los maestros la locura que era intentar enseñar al mundo lo que éste no deseaba ni estaba preparado para recibir, de ahí el desprecio de la multitud al gritar: ¡Crucificadlo!, al Maestro Jesús, por haberlas impartido públicamente, más sabía Él a lo que se exponía pues a eso había venido.

Esta compilación conocida como El Kybalion, cuyo significado se perdió en el tiempo, son los principios de la alquimia hermética basada en el dominio de las fuerzas mentales, en la trasmutación de una clase de vibración mental en otra.

Los principios de la verdad son 7, el primero es el del mentalismo que dice: “El TODO es Mente, el universo es mental”.

Estando hoy en los albores de una nueva raza de hombres angélicos, nos encontramos prontos a recibir estas sagradas enseñanzas que iré con ustedes deshilvanando.