Economía y pandemia, grandes temas del día después de las elecciones

14/11/2021 10:03

Mientras los candidatos y dirigentes políticos se enfocan en cómo quedará el poder de cada sector el día después de las elecciones legislativas de hoy, para los misioneros hay dos grandes ejes que atender en esta etapa posterior a los comicios: la economía y la pandemia que no terminó.

En el primero, aparecen varias cuestiones que van desde las más generales (inflación por ejemplo, que depende de las políticas nacionales que vaya a fijar la Casa Rosada); hasta el decisivo tratamiento del presupuesto para el año próximo, donde la tierra colorada se jugará en el Congreso la incorporación del área impositiva diferencial.

Esta semana hubo acuerdo entre la Provincia y la Nación para ampliar el Ahora Misiones +15% a +21% desde el próximo 20 de diciembre. Así, los comercios adheridos podrán devolver con los bancos que se sumaron, entre un 41 y 46% de los valores de las compras. Este dato no deja de ser una herramienta para -mientras se define qué pasará con la zona libre de impuestos nacionales- pelearle a las asimetrías en especial con Paraguay.

Volviendo al tema del presupuesto nacional 2022, en la Cámara que preside Sergio Massa, aún no saben si ese tratamiento se dará con la actual composición o con la que vendrá después de diciembre, a partir del recambio con quienes resulten hoy electos.

Tal vez se pueda comenzar a debatir, con las exposiciones de funcionarios del Ejecutivo como el ministro Martín Guzmán, en noviembre con una integración legislativa y terminar siendo votado con los nuevos.

Un condimento adicional que se conoció ayer, es la posibilidad que el presidente Alberto Fernández anuncie mañana mismo un paquete de proyectos que remitirá a diputados y senadores en el marco del anunciado “pacto” o “diálogo nacional” que buscará con la oposición, empresarios y sindicalistas.

 

Preocupan los antivacunas

En el caso de la pandemia, crece la preocupación en Misiones por la resistencia que existe en las familias por vacunar a los menores de 18 años. En la Rosadita miran con mucha preocupación las noticias que llegan desde Europa, donde países como Alemania han tenido solamente ayer 45.081 nuevos casos y 228 fallecidos por coronavirus.

La primera ministra alemana, Angela Merkel, se mostró muy preocupada por la población que aún se resiste a vacunarse. “Sólo tenemos que aprovechar las vacunas, aprovecharlas rápidamente. Les pido que lo hagan y que traten de convencer también a sus familiares y amigos”, sostuvo en su última intervención pública al advertir la llegada de nuevas medidas porque “las salas de los hospitales están llenas, los pacientes tienen que ser trasladados a otros lugares. Las citas de cirugía se cancelan. Los médicos y el personal sanitario, que todavía recuerdan muy bien el último invierno pandémico, ya están a punto de verse desbordados de nuevo”.

En Misiones, los antivacunas vienen viralizando audios y videos en la persona de un abogado que, incluso, llegó a presentar una demanda penal en la Justicia. Y, en las estadísticas, se ve una muy lenta adhesión de los niños, niñas y adolescentes.

El temor que se tiene es doble: el próximo ciclo lectivo donde un rebrote tendría una alta incidencia en las aulas; y el efecto que puedan causar los contagios en los menores hacia sus familiares.

Sin una alta presencia de internados por COVID en esta última semana, el hospital Madariaga llegó a casi el 90% de ocupación de camas de internación. Es difícil imaginar un panorama tranquilizador si muchas personas requirieran en los próximos meses ser internados por el coronavirus, cuyo proceso de atención es muy largo en los nosocomios cuando se presenta grave.

Finalmente, a la demanda local se sumará la que tengan ciudadanos radicados en Paraguay o Brasil con DNI argentino (o doble nacionalidad) que crucen los puentes o ríos buscando atención sanitaria. Y los hospitales no podrán negarse a hacerlo por más que se sepa que vive en cualquiera de los países vecinos.

La Argentina en su conjunto difícilmente puedan escapar a lo que viene ocurriendo con distintos países europeos, más aún con variantes como la Delta que tienen alta incidencia en los contagios en los principales conglomerados urbanos argentinos. Sin olvidar que cualquier nueva variante puede presentarse y generar una ola imparable con miles de personas sin aceptar la vacuna anti COVID-19.

 

El valor de cada banca en juego

Casi un millón de misioneros irá hoy a las urnas para ser parte de las elecciones legislativas nacionales, que definirán la relación de fuerzas políticas en el Congreso por los próximos dos años, hasta que se vuelvan a votar nuevos representantes.

El Gobierno de Alberto Fernández se juega mucho hoy domingo, en especial por cómo se incline la balanza de representaciones, donde cada banca en juego tiene un enorme valor político e institucional.

Hoy se definen los nombres para 127 escaños en Diputados, donde el kirchnerismo pone en juego 52 pero Cambiemos peleará por 60 que habían sido electos en 2017. Situación inversa se da en el Senado que preside Cristina Fernández de Kirchner: el oficialismo se jugará hoy 15 lugares y Juntos por el Cambio 8 (sumando a una aliada de ese interbloque), todos electos en 2015.

En Misiones, la renovación pone a consideración del electorado dos bancas (Ricardo Wellbach y Flavia Morales) y Juntos por el Cambio una (Luis Pastori). Todas ellas en Diputados ya que senadores recién se votarán en 2023.

Cualquier fuerza política debe juntar por lo menos 129 diputados propios o con aliados para obtener quorum propio y asegurarse la mayoría que -entre otras cosas- elije a las autoridades de la Cámara.

En el Senado hacen falta al menos 37 integrantes para ese quorum propio tan preciado por cualquier representación política. Sin embargo, la Constitución nacional pone en la figura del vicepresidente de la Nación la conducción de la Cámara alta, con lo cual se pondría en discusión la figura del presidente provisional, las vicepresidencias y las autoridades de las comisiones.

 

La lucha por el poder

Lo sucedido en la Cooperativa Eléctrica de Eldorado (CEEL), donde dos grandes grupos pugnan por quedarse con una porción de poder en la entidad (más bien por la caja de la misma), generó bochornosos episodios durante la asamblea de esta semana, que tuvo entre otros condimentos agresiones (desde empujones, piñas y sillazos).

Ni el oficialismo ni la oposición de la entidad entendieron el mensaje que le estaban transmitiendo a los asociados de la zona del Alto Paraná misionero con su accionar. La pelea furibunda de poder no fue por cómo hacer para evitar cortes de energía, bajar el precio del servicio o extender y mejorar el existente. Hechos que tampoco justificarían la violencia ejercida.

Ahora, será el Ministerio de Acción Cooperativa el que determine si la asamblea cumplió legalmente con las exigencias: la lista Celeste la suspendió por falta de seguridad y las opositoras en mayoría avanzaron y eligieron consejeros. Hasta podría ser la Justicia la que tenga la última palabra.