La caída de puentes por las lluvias aisló a tres comunidades mbya

Se trata de Iguá Porá, Tarumá Poty y Guira-í de San Vicente. También hubo varias familias aisladas en El Soberbio por desborde de arroyos y caminos destrozados por las intensas lluvias del domingo.

13/10/2021 07:54

EL AGUA SE LLEVÓ LA TIERRA. El puente de la aldea Iguá Pora y Tarumá Poty fue destruido por la fuerza del caudal que se llevó la tierra.

La gran cantidad de lluvia caída el domingo dejó secuelas importantes, en San Vicente tres comunidades mbya guaraní quedaron aisladas al derrumbarse algunos puentes por la crecida de los arroyos y en El Soberbio también hubo colonias aisladas por la suba de los arroyos.

En el primero de los casos, tres aldeas mbya quedaron aisladas luego de la torrencial lluvia precipitada el domingo a la noche. Las crecidas de los arroyos derrumbaron los puentes que las comunicaban. Se trata de las aldeas Iguá Porá y Tarumá Poty en el kilómetro 1287 de la ruta nacional 14 y la aldea Guira-i en el paraje del mismo nombre. Según informó el director de Asuntos Guaraníes de la Municipalidad de San Vicente, Jorge Zach, la crecida de arroyos llevaron a que se desplomaran los puentes que comunicaban a las aldeas.

En el caso de las aldeas Iguá Porá y Tarumá Poty son puentes construidos con tubos de mamposterías que permitían el paso de agua de arroyos secundarios que desembocaban en el arroyo El Soberbio. Estos puentes fueron construidos por la Municipalidad de San Vicente con doble fila de tubos de mampostería que fueron arrastrados por la fuerza del agua luego de las precipitaciones que se produjeron en la zona el domingo por la noche.

Estos dos poblados mbya están a unos 15 kilómetros de la ruta nacional 14 a la altura del kilómetro 1287. La única salida hacia la vía nacional es por estos dos ductos que se desmoronaron con la lluvia. Son fuentes sobre arroyos secundarios que no tienen mucho caudal de agua, pero cuando se precipita mucha agua en pocos minutos se genera un caudal muy abultado y la fuerza es descomunal y llevó a desmoronar la construcción de cemento cubierto por tierra y tosca.

En el caso de la aldea Guira-i la situación es un poco distinta. Por la gran cantidad de agua que llevó el arroyo del mismo nombre que la aldea, destruyó un puente colgante que permitía el paso de unas cinco familias que viven del otro lado del poblado. El acceso principal a la aldea no está destruido, pero esas cinco familias quedaron aisladas por la caída del puente colgante.

Desde la dirección de Asuntos Guaraníes se comunicaron con los referentes a nivel provincial para buscar una solución urgente a estas tres situaciones complicadas que mantienen aisladas a las comunidades aborígenes.

 

En El Soberbio

En tanto, en la Capital de la Esencia, el intendente Roque Soboczinski, contó a El Aire de las Misiones, de la FM 89.3 Santa María de las Misiones la radio de PRIMERA EDICIÓN que “tuvimos problemas con varios arroyitos, principalmente el acceso a los Saltos del Moconá con el puente del arroyo Pepirí y Yaboty desde el domingo ya no se podía pasar, por lo que sabemos, habrían caído unos 100 milímetros de lluvia del domingo a la tarde hasta el lunes temprano. Entre los puentes afectados está el que atraviesa el arroyo Las Tunas, que superó el puente, también en el paraje Yerbal, el arroyo Purungo del kilómetro15, incluso hoy (por ayer) una camioneta municipal debió buscar a los alumnos del Paraje Pusha porque el arroyo que atraviesa ese sector está muy alto y no pueden pasar”.

Contó que no hubo evacuados por la lluvia, pero sí debieron asistir a algunas familias con chapas ya que hubo una granizada que afectó sus techos con chapas de cartón. Explicó también que “Vialidad Provincial hizo unos diez puentes acá en El Soberbio con el Programa 100 Puentes y nos quedan unos ocho o diez más por hacer”, indicó.