El BOP 113 continúa sin clases presenciales por falta de agua

Ubicado en San Vicente, desde el jueves no abren y esta semana los alumnos estarán en virtualidad mientras esperan que el próximo lunes se inicien las obras del pozo de conexión.

14/09/2021 11:57

A LA ESPERA. Además de agua, la escuela necesita reparaciones urgentes.

 

Ayer se realizó una asamblea de padres del BOP 113 de San Vicente donde participaron directivos de la institución y autoridades municipales en reclamo de conexión de agua potable y mejoras edilicias. Mientras no cuenten con agua, las clases seguirán en modo virtual.

En diálogo con PRIMERA EDICIÓN uno de los padres de la institución, Francisco Ferreira, explicó que “desde marzo, intentamos informar a las autoridades competentes lo que sucede en la escuela. Lo que se necesita es un nuevo predio y que tengamos agua. Hasta ahora no tuvimos respuesta y entendemos que es un trámite que lleva tiempo, pero necesitamos una solución lo antes posible para los chicos”.

Las clases “se organizaban unos días para un grupo y otros días para el otro, pero con la falta de agua no se puede cumplir con un protocolo porque no se pueden ni lavar las manos ni ir al baño”.

El BOP 113 está ubicado en San Vicente, en el kilómetro 48 de la ruta provincial 12, rumbo a El Soberbio. El director del BOP 113, Silvio Ledesma, indicó a este Diario que “desde el jueves los chicos no asisten porque no tenemos agua y las clases son de forma virtual, con los grupos de Whatsapp”.

Ayer por la mañana, “los padres se convocaron en la escuela y manifestaron su inquietud de querer saber en qué situación se encuentra la licitación que está en Arquitectura de la provincia desde abril”, agregó.

Ledesma detalló que “se acercó el intendente, Fabián Rodríguez, convocado por los padres y contactó con la Provincia. Está el compromiso de que el próximo lunes comenzará la construcción de un pozo perforado. También esperamos que en los próximos días esté la licitación para la construcción”.

El director señaló que “pedimos que se acelere porque está en mal estado, con el cielorraso por caer. También está en construcción dos baños para paliar la emergencia sanitaria, pero no tenemos agua propia y dependemos de la escuela primaria aledaña, que también tiene problemas de conexión de agua”.

En esta escuela “es un proceso que venimos sufriendo desde hace seis años. En realidad, es un edificio que tiene 50 años de funcionamiento y que agarramos cuando hicieron una escuela nueva para la primaria. Así se creó el BOP 113”.