La molinería criticó la “ambición desmedida” de la producción yerbatera

Representantes de los productores en el INYM dijeron que “hay falta de voluntad”. La Cámara de Molineros de la Zona Productora (Corrientes y Misiones) pidió que se haga un “esfuerzo compartido”. Este lunes sigue la discusión en Posadas.

05/09/2021 18:25

Yerba mate: comenzó la cosecha gruesa sin novedades del laudo

 

Quedan pocas oportunidades en el marco de la actual sesión de precios que se desarrolla en el Instituto Nacional de la yerba Mate (INYM), para definir el precio de la hoja verde como la canchada y, así, evitar el laudo del Ministerio de Agricultura de la Nación. Mañana, el Directorio del Instituto se volverá a reunir a las 9 para seguir con el debate; sin embargo, los sectores marcaron sus posturas y eso dificulta llegar a un acuerdo.

 

 

La Cámara de Molineros de la Zona Productora de Yerba Mate (que involucra a la industria de Misiones y Corrientes), emitió ayer un duro comunicado en el que cuestionaron el pedido de actualización de precios de los representantes de la producción.

 

 

Los montos que se expusieron en la última reunión de la semana pasada, estuvieron distantes. El sector productivo solicitó $52 y la matriz de costos del INYM está en los $41. En tanto, la Industria ofreció un aumento del 1,58%, es decir que el precio llegaría a $30.

 

 

Con las posturas que aparecen firmes, sin muchas chances de consensos, se dificultará alcanzar la unanimidad que sigue exigiendo la ley de creación del organismo regulador. Y todo parece conducir a una definición por parte del Ministerio que comanda el formoseño Luis Basterra, lo cual no genera muchas expectativas positivas para los productores yerbateros.

 

 

“Ambición desmedida”

Desde la molinería expresaron que “el ofrecimiento de 30 pesos por kilo de hoja verde se sustenta en la posición que mostró históricamente la industria amparada en lo que establece la normativa inherente” y resaltaron que si bien siempre están dispuestos al diálogo y a la discusión de todos los temas, el cuestionamiento al mandato presentado por la Industria en el directorio remite a “la ambición desmedida de un sector que hace un pedido de incremento de la materia prima de 40% en seis meses y de 80% en 12 meses, una estimación que no está en consonancia con lo que soporta el país y que repercutirá en el bolsillo de los consumidores”.

 

 

A su vez, en un párrafo siguiente, pidieron un “esfuerzo compartido para bajar la inflación”, en referencia a la incidencia del valor en góndola para la canasta alimentaria.

 

 

“Vale destacar que la Industria, en un escenario muy complejo y con un alto nivel de endeudamiento que aún sigue asumiendo el sector para responder a las demandas de una actividad con escasos márgenes de rentabilidad, se sumó el año pasado a los programas Precios Cuidados y Precios Máximos, comprometiéndose así con lo solicitado por el Gobierno nacional que formalizó este pedido en reuniones en las que participaron, el ministro de Desarrollo Productivo Matías Kulfas, la secretaria de Comercio Interior, Paula Español y el presidente del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM), Juan José Szychowski”, recordaron.

 

 

“Es lamentable”

Jonás Petterson, director por la Producción, dijo a FM 89.3 Santa María de las Misiones que “es bastante decepcionante la oferta que recibimos por parte de la Industria”.

 

 

Agregó que “es lamentable porque el precio que se está pagando hoy en la zona productora está por encima de eso. Demuestran que no tienen voluntad de sincerar qué valor están abonando en el sector y salen con una oferta de 1,58%”.

 

 

El productor de la zona norte, consideró que “este es un ofrecimiento para no construir nada y para no mejorar nada. Ofrecimos la posibilidad de que hagamos un aumento parcelado, es decir en tres etapas. Sería interesante llegar a un acuerdo para sincerar el precio, pero tampoco fue aceptado”.

 

 

Expuso que “me parece que el perjuicio lo va a sufrir toda la cadena yerbatera porque a la hora de ir a pedir un aumento a la Nación cómo van a demostrar que pagan $50 o $52 a la producción, si ahora quieren decir que abonan $30”.

 

 

Dura crítica
La molinería cuestionó “la ambición desmedida de un sector que hace un pedido de incremento de la materia prima de 40% en seis meses y de 80% en 12 meses, una estimación que no está en consonancia con lo que soporta el país”.

 

 

Los precios en la mesa
El sector productivo en el INYM solicitó $52 y la matriz de costos del Instituto está en los $41. En tanto, la representación de la Industria ofreció un aumento del 1,58%, es decir que el precio llegaría a $30.

 

 

Respuesta
Jonas Petterson, director por la Producción dijo que “este es un ofrecimiento para no construir nada y para no mejorar nada. Ofrecimos la posibilidad de que hagamos un aumento parcelado, es decir en tres etapas”.