Cuáles son los productos que más aumentaron

Focus Market realizó un informe en el cual analizó 682 insumos de diferentes marcas y dio respuesta a estos interrogantes.

03/09/2021 18:26

La consultora Focus Market seleccionó un conjunto de 70 skus (código único que está compuesto habitualmente de letras y números) que engloban a 682 productos de diferentes marcas y presentaciones con el propósito de evaluar la evolución de precios de agosto 2020 contra el mismo mes de 2021, y analizar la variación porcentual de precios de ese período y de julio 2021 contra agosto 2021 en las categorías seleccionadas.

“Frente a una inflación que promedia el 3% en agosto, la categoría alimentos y bebidas sigue por encima del indicador general con un 3,4% en el mismo período”, señaló Damián Di Pace, director de la mencionada consultora.

Y añadió: “Los ingresos de los argentinos -sobre todo aquellos que no son constantes- siguen teniendo inconvenientes para cumplimentar la Canasta Básica Alimentaria, que ya superará en septiembre el ajuste del Salario Mínimo Vital y Móvil de 29.300 pesos”.

El ranking de los 10 productos que más aumentaron en el periodo de julio 2021 vs agosto 2021 según el informe de Focus Market es el siguiente: mayonesa 10,2%, azúcar 9,9%; té 9,6%, condimentos 8,7%, pastas frescas 8,3%; toallas femeninas 7,7%, jabón de tocador 7,5%, pan de molde 7,2%, café 7,1% y filos 7,0%.

El top 10 de categorías de productos que más subieron de precio en forma interanual de agosto 2020 vs agosto 2021: snacks, vino bajo, aceite, mayonesa, tapas de empanadas, arroz, salchichas; té, vino medio y conservas.

“La nota llamativa de este informe es la baja de precio promedio ponderado de algunas categorías en el mes de agosto”, resaltó el estudio, tales como crema de leche, cervezas, agua saborizada sin gas, chocolates y cigarrillos.

Según indicó el director, la suba del precio de alimentos también se ve reflejado en el sector minorista en sus ventas ya que el consumo masivo crece en el canal mayorista y grandes superficies comerciales. Sin embargo, la categoría alimentos cae 3% en promedio en ese canal y formatos de cercanía de hasta 500 m2. “El crecimiento viene de la mano de la mejora en las ventas en volumen de la categoría bebidas, limpieza y cuidado personal”, señaló Di Pace.

De acuerdo con sus declaraciones, agosto y septiembre estarán marcados por la suba en materia de salud y educación -que eran categorías que venían retrasadas respecto del año pasado- con ajuste de las cuotas de las prepagas y colegios privados respectivamente.

El director de la consultora remarcó además que los rubros de indumentaria y calzado por su parte “persisten en su incremento por encima de la inflación promedio”.

Por otro lado, el estudio también reveló cómo fue la evolución de precios de los diez productos más vendidos por categoría.

 

La inflación más alta para un mes pre PASO

La inflación se ubicó en agosto apenas debajo del 3% de acuerdo a lo que adelantó el Gobierno, como a las mediciones de analistas privados. De quedar en la zona del 2,8%, será el nivel de aumento de precios más alto para un mes previo a las elecciones primarias desde que se crearon las PASO en diciembre de 2009. La acumulada entre enero y agosto de este año quedará casi en 33%.

Así, el índice de precios al consumidor (IPC) de julio quedaría seis decimales por encima del último récord de inflación que había sido de 2,2% en julio de 2019 previo a las PASO presidenciales de agosto de ese año.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, anticipó el jueves pasado que la inflación de agosto será “más baja” que el 3% registrado en julio. De todos modos, para lo que resta del año aclaró que puede haber meses que vuelvan a superar este 3% “por cuestiones de estacionalidad”. Si se amplía el panorama y se incluye en el análisis a todas las elecciones, no sólo a las primarias, sólo una vez previo a las elecciones hubo una inflación mayor a 2,8% y fue en septiembre de 2019 antes de los comicios generales presidenciales cuando los precios escalaron a 5,9% y el IPC acumulado de enero a septiembre fue de 37,7%. Es importante recordar que en 2019 la inflación anual finalizó en 53,8%, el índice más alto desde 1991.

La ansiada reactivación económica -y las expectativas sobre su cuantía- se empieza a ver en un leve aumento del consumo, principalmente en supermercados y mayoristas, que impulsa la demanda y acelera el ritmo de evolución de precios.

“Actualmente cada dos meses encontramos que toda la canasta de alimentos y bebidas tiene precios nuevos. Esto da cuenta de la persistencia e inercia que tiene la inflación, que ya está enraizada hace más de 10 años”, señaló Guido Lorenzo, director de la consultora LCG que mide todas las semanas el avance de precios de los alimentos.

Según la firma que dirige Lorenzo el IPC de agosto se ubicará en torno a 3,3%. “Si bien hubo registros más altos, vemos que el ritmo de actualización de precios se acelera”, agregó el especialista. Para la consultora Ecolatina agosto podría perforar el 3%, pero en líneas generales esperan para lo que queda del año que la inflación se ubique, “con altibajos, en la zona del 3%”.

De esta manera, la suba de precios medida de forma interanual alcanzaría el 51%, acercándose a las zonas de 2018 y 2019, y finalizaría este año en torno al 48,5%, según los economistas privados consultados por El Cronista.

A la inercia inflacionaria, en agosto se les sumó el alza de 9% en la medicina privada, del 8% de las expensas, la suba del GNC con un metro cúbico que pasó a costar en promedio $40, de alquileres y de servicios de educación. Estos son algunos de los motivos que explican la dificultad que tiene el IPC de quebrar hace diez meses el piso de 3%.

Por su parte, la categoría alimentos subió un 3,2%, por encima del nivel en el que se ubicaría el IPC general más allá de los controles de precios del Gobierno, según LCG. Sólo durante la última semana de agosto, aumentó un 15% de la canasta relevada por la consultora, así en 1,7 meses aumentan todos los productos.

Durante el octavo mes los principales aumentos estuvieron en panificados, cereales y pastas (6,3%). Seguidos por condimentos (4,7%), bebidas e infusiones (4,2%), carnes (3,2%) y aceites (3,1%).

Fuente: elcronista.com