Empleado judicial negó la acusación de abuso sexual a su hijastra menor

La víctima no pudo declarar en Cámara Gesell porque continúa traumatizada y rompe en llanto ante los peritos del cuerpo médico forense de la Justicia provincial. El sospechoso en tanto, se dijo inocente y apuntó a su pareja como parte de un complot.

23/07/2021 19:21

JUZGADO DE INSTRUCCIÓN 6. El sospechoso pasó ayer por el despacho del juez Ricardo Balor y quedó imputado.

Durante la mañana de ayer el empleado de la Primera Circunscripción Judicial detenido el miércoles por orden del juez de Instrucción 6, Ricardo Balor, en indagatoria se limitó a rechazar las acusaciones de haber ultrajado a su hijastra e intentó vincular lo sucedido a las reiteradas discusiones que estaba atravesando con su pareja y madre de la menor.

Fuentes consultadas por PRIMERA EDICIÓN señalaron que el sospechoso negó la denuncia en su contra y dijo que siempre trató por igual a sus hijos, incluso a la víctima a pesar de no ser hija biológica. Sostuvo que la crió desde pequeña y que sólo cree que la acusación de la madre esto es por las peleas de pareja.

La niña no pudo brindar ningún tipo de información en Cámara Gesell porque reacciona con llanto y bloquea responder o continuar con las pericias de las psicólogas especialistas en estos casos.

Resta aún establecer si la imputación será con el agravante de “acceso o tentativa de acceso carnal”, no se sabe con precisión si las lesiones que se registraron corresponden a un pene o algún objeto u otra extremidad. Por lo pronto la acusación es de un delito contra la integridad sexual agravado por el vínculo o su relación de conviviente.

Tal como lo adelantó ayer este Diario, fueron efectivos de la Dirección Investigaciones Complejas y la SAIC (dependiente Superior Tribunal de Justicia) quienes ubicaron y detuvieron al empleado judicial de 40 años.

Lo interceptaron en inmediaciones del Campus de la UNaM (barrio Miguel Lanús), donde alquilaba una habitación. Sobre el mismo pesaba una orden de captura por “delito contra la integridad sexual con acceso carnal”, procedente de la Comisaria de la Mujer Fátima (Unidad Regional X), y ordenada por el Juzgado de Instrucción 6. Cuando los uniformados ubicaron al sospechoso, éste intentó escapar, sin embargo y tras una breve persecución fue alcanzado, reducido y esposado.

 

Otro complicado

Declaró ayer en Cámara Gesell la niña de 12 años que gesta un embarazo producto de abusos sexuales. Complicó a su hermano de 18 años al señalarlo como el autor del hecho, además de relatar como fueron los vejámenes.

La víctima lo identificó y agravó la situación procesal, fue imputado por el juez de Instrucción 6 de Posadas, subrogante en la causa. Y fue notificado que se lo detuvo por “abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo”. La denuncia que disparó la investigación fue radicada por la madre de la menor ante la Comisaría de la Mujer de Apóstoles.