Mirando hacia atrás

Mirando hacia atrás cada uno de nosotros puede encontrar en su sistema familiar violencia, furia, estafas, conflictos. Es más que seguro que así ¡sea!

22/07/2021 14:03

Todos venimos de una época de guerra, brutalidad y odio. Es la Historia de la Humanidad. ¿Acaso no lo estudiamos?

Yo te pregunto en ¿qué pones tu mirada y comprensión cuando estudias Historia? ¿En memorizar las fechas y los nombres?

No, no hagas eso, no desvíes la mirada en cosas superfluas. Observa a través de los tiempos la construcción del pensamiento de la humanidad y luego sigue observando. Afina tu percepción.

Siente, más vida, más amor, ¡más comprensión!

Vamos desde lo individual hacia lo grupal hasta llegar a vivir y descubrir en cada uno las leyes universales del amor y orden que todo lo sostiene.

Transforma a través del amor tu sistema familiar.

Transforma a través de tu mirada lo que viene desde atrás y verás cómo observar con otros ojos te permite recuperar los dones y virtudes conquistadas en tu sistema con tanto dolor, odio y frustración.

Ya no necesitamos seguir repitiendo la misma historia.

Estos son otros tiempos, lo que antes se hacía a través del autoritarismo y la violencia quizás ahora podamos hacerlo a través de la cooperación y la fraternidad.

Lo que en el pasado se conquistaba a través de la guerra y el odio quizás ahora lo podamos hacer a través el amor y la comprensión.

Mirar atrás para comprender que ya no necesitamos seguir repitiendo los mismos errores.

La comprensión a través del trabajo personal puede abrirnos nuevos caminos de crecimiento.

Ser deshonesto hoy es dejar de escuchar tu interior. Matar es no respetarte a vos ni a los otros, estafar es traicionarte y repetir una historia que hoy ya no nos sirve. Quizás sea el momento justo de dejar atrás esa historia de desacuerdo interno y orientarse hacia el Principio Universal de la Naturaleza divina que cada uno de nosotros posee. Justamente el apartarnos de ese principio nos trajo hasta acá por este camino de tanto dolor, no sólo a nivel personal sino a nivel Humanidad.

Cada día date un tiempo para descubrir el Principio Divino de la naturaleza que está dentro de cada uno de nosotros y luego, deja que opere. Todos estamos dentro del plan de evolución de la humanidad que siempre avanza hacia la luz aunque a veces nos parezca lo contrario.