Frontera seca: “Pasan por todos lados y es imposible controlar”

Intendentes de la zona norte de Misiones hablaron sobre los cruces que se realizan a Brasil con tan sólo dar unos pasos. El comercio fronterizo sigue activo y algunos tienen problemas con el contrabando.

15/07/2021 07:00

CRUCE FÁCIL. En algunas localidades, los vecinos montaron un puente precario y pueden cruzar a Brasil en segundos.

 

Las fronteras terrestres están cerradas desde hace casi un año y medio, ya que así lo establece el decreto nacional. Sin embargo, en muchas localidades los cruces entre países se siguen dando y es un problema con el que deben lidiar los municipios. Esta situación se observa sobre todo en las comunas del norte que se unen con Brasil.

Un medio nacional realizó un informe sobre la situación fronteriza de localidades de Misiones, como San Antonio, Bernardo de Irigoyen y el Soberbio que están unidas por pocos metros con Brasil, y Puerto Iguazú que tiene triple frontera y detalló que hay “más control para entrar al supermercado que para ingresar al país”. Es así que los alcaldes hablaron sobre los cruces que se dan a diario y sobre los controles que se realizan para tratar de evitar esta situación.

El intendente de San Antonio, Fausto Rojas, dijo a PRIMERA EDICIÓN que “todo sigue como siempre. Pasan por todos lados y es imposible controlar porque son muchos kilómetros de frontera seca. Nos separa el río San Antonio, pero prácticamente está seco”.

Agregó que “dependemos mucho de ellos (brasileros) y ellos de nosotros porque muchos de acá se van a trabajar allá”.

En cuanto al comercio fronterizo, dijo que “esto es normal en nuestra zona, pero es importante que no se baje la guardia”.

Y en relación a las sanciones que se concretaron hacia quienes cruzaron de forma ilegal, Rojas señaló que “se dieron algunos casos en los que Gendarmería justo encontró a alguien cruzando y a algunos brasileros se los expulsó a Brasil”.

En lo referente a la situación epidemiológica, indicó que “estamos más tranquilos y más cómodos porque hay vacunas y se está vacunado a los chicos de 18 años para arriba. Se están haciendo bien las cosas y hay que felicitar al Gobierno provincial y los médicos que están al frente de esta pandemia”.

Mencionó que “esto fue bien manejado desde la Provincia y desde el municipio, y hoy tenemos vacunas suficientes. Pero, se debe insistir a la población de que se acerque a los vacunatorios para recibir las dosis”.

 

Bernardo de Irigoyen

Bernardo de Irigoyen es otra localidad con frontera seca, la cual facilita el cruce de un país a otro con tan solo hacer unos pasos. El jefe comunal Guillermo Fernández se refirió sobre el tema y dijo a este diario que “a la vista de todo hay bastante control, pero no te puedo asegurar que por otro lugar donde no haya control no se registren cruces”.

Comentó que se realiza un trabajo en conjunto entre Aduana, Salud Pública y la Municipalidad. “Pedimos que se respete porque hay un decreto que se debe cumplir”, expuso por los cruces a la vecina ciudad brasileña.

“Los vecinos se comportan bastante bien”; señaló y agregó que “quizás, el que cruza es porque tiene algún familiar. Pero nosotros desde que cerró la Aduana nunca más pudimos ir a Brasil y ellos no están viniendo porque hay mucho control de Gendarmería”. Aseguró que “hay controles fijos de esta fuerza”.

Recordó que “ahora sólo funciona la Aduana de camiones, es decir todo lo que es exportación, pero el resto está cerrado”.

Comentó también que “Nación y Provincia están haciendo un puesto sanitario al lado de Aduana, se va a instalar un contenedor donde se tomará la temperatura”.

 

Andresito

Si bien Andresito no aparece en el informe del medio nacional, padece problemas similares a las demás localidades mencionadas. El jefe comunal, Bruno Beck expuso que “todo sigue igual que antes. Pasa lo mismo que San Antonio y Bernardo de Irigoyen. Ahora se está contrabandeando animales que traen en camiones”.

En cuanto a los posibles llamados de atención hacia los vecinos, el intendente de Andresito deslizó que “no tiene sentido porque ni acá se respeta (las medidas) y es muy difícil”.