Piden medidas para resguardar la fauna íctica ante la bajante del río

Expertos consideran que “es un ecocidio”. Expusieron que se debe apuntar a la conservación con estrictas reglamentaciones o sanciones.

06/07/2021 10:32

NIVELES BAJOS. En Corrientes se observa los bancos de arena debido al poco caudal del Paraná. (Fotos: Gentileza Twitter Luis Martínez Ambientalista)

La bajante del río Paraná se sigue acentuando y, por ende, los caudales de los arroyos también son afectados. Esto deriva “en una situación alarmante” sobre todo en la provincia de Corrientes, aseguraron los expertos. “Muchas especies pequeñas de peces están muriendo, ya que al haber poco caudal de agua los ejemplares mueren por falta de oxígeno. A esto, se debe sumar que estamos atravesando por una temporada de temperaturas bajas”, indicaron.

El ambientalista Luis Martínez habló con PRIMERA EDICIÓN sobre la problemática. Dijo que “algunos arroyos tenían conexión con el Paraná, pero por la falta de caudal han dejado de conectarse. Esto impide que muchos peces puedan llegar al río y terminan muriendo por la falta de agua y de oxígeno”.

Agregó que “la bajante del Paraná está empeorando y se está poniendo en riesgo la vida de las especies jóvenes que pudieron reproducirse el año pasado, pero -lamentablemente- hoy son las que corren riesgo a morir porque las temperaturas bajas tampoco juegan a favor; además el poco caudal de agua impide muchas cosas para la fauna íctica y pone en extrema vulnerabilidad a las especies que están en el río”.

En esta línea, Martínez sostuvo que “lo que se está haciendo en el río Paraná con nuestra fauna íctica es un ecocidio porque nadie está tomando medidas para resguardar y las que se llevan adelante son muy frágiles y no son las adecuadas”.

Describió que “las medidas que se tomen deben ser apuntadas a la conservación y con estrictas reglamentaciones o sanciones. Hoy el uso que estamos haciendo con los recursos ícticos no es sostenible y se está saqueando lo poco que queda, además las pocas especies que se pueden reproducir corren riesgos”.

Por otro lado, recordó que en mayo se presentaron dos a los organismos correspondientes y al Ejecutivo provincial. “Seguimos a la espera de una respuesta y no hay ningún organismo que salga a responder sobre la situación. Chaco también llamó al diálogo a Corrientes para trabajar sobre las medidas para resguardar el río Paraná, pero no pasó nada”, comentó.

En las notas se pidió una inmediata intervención del Paraná mediante una veda y se propuso sólo una pesca de costa que sea de subsistencia.

A la espera
En mayo se presentaron notas a través de las cuales se solicitó las medidas.

“Seguimos a la espera de una respuesta y no hay ningún organismo que salga a responder“, indicó el ambientalista.

Ejemplares
En Corrientes se encuentran el pacú, el surubí y el dorado. “El uso que estamos haciendo de los recursos ícticos no es sostenible, se está saqueando lo que queda y las especies que se pueden reproducir corren riesgos”, dijo Martínez.

 

Acciones en Misiones 

En Puerto Rico buscan trabajar en la preservación de la fauna íctica del río Paraná en conjunto entre el Gobierno y los pescadores deportivos. Por esta razón, se llevó adelante una reunión entre el Club de Pesca local y el legislador Julio Barreto.

“Lo que se pretende es que través de una acción concreta se trabaje sobre la preservación y cuidado de los peces”, se indicó.

“A partir de ahora vamos a trabajar en distintas acciones, que proponen los pescadores, para que tomemos nota y podamos acompañar a través de nuevas legislaciones si fuera necesario y también a través de los distintos Ministerios para tomar mayores acciones de control”, dijo Barreto.

Entre las acciones que se propusieron se detallaron: cuidar los peces mayores como los surubíes, manguruyú, que son las especies más difíciles de criar y que necesitan muchos más años para que pongan nuevamente sus huevos.