Encuentra la belleza de cada estación

Aprendemos del clima para luego reconocer cómo cuidarnos.

12/06/2021 15:58

El invierno argentino comienza el 21 de junio y finaliza el 22 de septiembre. Esta estación se caracteriza por temperaturas bajas en general.

En las zonas cálidas del país, en aquellas que carecen de estación seca como Misiones, los inviernos suelen ser templados y las precipitaciones abundantes, las heladas son poco frecuentes en esta zona. Hacia el noroeste del país, en regiones como Santiago del Estero, se da la estación más seca del año.

En los territorios templados del país descienden las temperaturas de forma moderada, los días suelen ser frescos y por las noches los termómetros registran valores más bajos. En el sur y centro-oeste argentino, donde se dan los climas fríos, se dan importantes nevadas en este período.

En la Pampa, en la zona norte y el litoral, sin embargo, el invierno es mucho más suave e irregular.

La estación primaveral comienza luego de ocurrido el equinoccio de primavera austral, desde el 22 de septiembre al 20 de diciembre.

En el noreste, donde se encuentran las regiones de clima tropical sin estación seca, la primavera supone una de las estaciones más lluviosas. En lugares como Santiago del Estero, con estación seca, la primavera se caracteriza por la disminución de lluvias, los primeros meses de este periodo son más frescos, al final de la estación se produce un ascenso de las temperaturas.

En las zonas templadas del centro, las lluvias también son abundantes durante la primavera y las temperaturas son frescas en las primeras horas de la mañana y al anochecer, en cambio, durante el día las temperaturas ascienden, situándose entre 15 y 25 grados.
En las regiones del sur, en la Patagonia, se produce el deshielo y las temperaturas se moderan, aunque siguen siendo frescas. Las precipitaciones suelen darse en forma de lluvia y no de nieve.

El verano argentino ocurre oficialmente desde el 21 de diciembre hasta el 20 de marzo.

En gran parte del territorio, las temperaturas suelen fluctuar entre días de mucho calor, sin llegar a ser tropical, y noches con temperaturas más bajas hacia el final de la estación.

En algunas regiones que comprenden la zona cálida del país, como Misiones o Corrientes, ocurren abundantes aguaceros durante todo el verano y se registran temperaturas máximas que pueden llegar a los 40º C.

En zonas templadas, como la provincia de Buenos Aires, el verano es muy caluroso y húmedo. En áridas como Mendoza, las temperaturas también aumentan sin llegar a ser extremas, la media se encuentra en los 25ºC, y es el periodo más lluvioso del año.