Julio Cáceres vuelve a Misiones con música y un libro de sonetos

Será uno de los representantes correntinos para el evento en la Ciudad de las Cataratas que compartirá con misioneros, paraguayos y brasileños. Habló de la vida en la pandemia, la familia y los afectos.

11/06/2021 08:28

CHAMAMÉ Los de Imaguaré, con Julio Cáceres, serán parte de la grilla del festival de Iguazú que se realizará mañana y será transmitido por Canal 12.

Correntino destacado por su música y su voz, Julio Cáceres volverá a la tierra colorada este sábado para ser parte del primer Festival del Chamamé de las Tres Fronteras, a realizarse desde las 20.30 en Puerto Iguazú, con transmisión en vivo de Canal 12 y Canal 9 Eldorado.

Será con su grupo, Los de Imaguaré, con quienes han presentado un repertorio especial para este reencuentro con Misiones. Pero, además, Cáceres acaba de publicar su libro de sonetos “Del silencio y los caminos”, de ediciones Moglia que se vende en Corrientes y vía Mercado Libre a todo el país (ver recuadro).

Entrevistado por la FM 89.3 Santa María de las Misiones, Cáceres recordó que actuó por última vez en Misiones durante el Festival Nacional de la Música del Litoral previo a la pandemia y, desde entonces, no volvió a la provincia.

Justamente la llegada del COVID-19 y las restricciones sanitarias “nos cambió fundamentalmente los viajes, la presencia de la gente, el aspecto económico mucho más triste, nuestros ingresos”, indicó.

Sobre las actuaciones vía streaming dijo que “nada se compara pero la tecnología permite estar conectado con más gente que la que puede haber en un festival, incluso a otras partes del mundo. Pero nada supera la presencia de la gente, la calidez de los aplausos, las sonrisas, eso no se supera con nada y se extraña enormemente”.

Contó que ya fue vacunado contra el COVID-19 con la Sputnik (primera dosis) al igual que algunos de sus músicos que cumplen con la edad exigida en Corrientes para recibir una dosis.

“En el grupo está Fabio Acevedo que además es docente y ya tiene las dos dosis. Mi hijo ya tiene la primera, pero los otros muchachos que son más jóvenes no han tenido la oportunidad. Pero, lo que uno ve por la TV, es que están llegando más vacunas y esperemos que lleguen las suficientes para que la gente se pueda sentir protegida”, opinó Cáceres.

Sobre la gestión de la pandemia en el país, el referente de Los de Imaguaré aseguró que “está complicado, estoy siempre tratando de cuidarme lo más que se pueda. Acá más de 10 personas no pueden estar juntas y nosotros por suerte somos 9 (risas) y podemos compartir el tiempo en familia, porque mi vida ha transcurrido en espacios familiares siempre y con algunos amigos. Pero fundamentalmente con los afectos más cercanos que son los que me han permitido seguir adelante”.

 

Un mensaje de unidad

Para la actuación en el festival de Iguazú, Julio Cáceres adelantó que Los de Imaguaré prepararon “un repertorio bastante especial, que tiene que ver con nuestro compromiso, con este mensaje de unidad del pueblo latinoamericano que, gracias a Dios el chamamé está haciendo posible en este cono sur, porque amamos esta música. Juntarnos es fundamental, después vemos qué hacemos, pero es importante cuando nos estrecharmos la mano, nos miramos a los ojos y allí empieza todo”.

Sostuvo que a muchos de los que actuarán en Iguazú mañana “no son desconocidos para mí porque han actuado en el festival del chamamé de Corrientes. Por otro lado tengo un acercamiento importante con los músicos brasileños y paraguayos porque soy un enamorado de la música paraguaya”.

Cabe recordar que este sábado actuarán en Iguazú Los Núñez, Chango Spasiuk, Paola Leguizamón, Antonio Tarragó Ros, Myryan Beatríz (del Paraguay) y Jorge Guedes & Familia, de Río Grande do Sul, Brasil. Los dos últimos lo harán vía streaming desde sus países.

 

Tiempos de chamamé como Patrimonio de la Humanidad

Consultado sobre cómo es el chamamé sin el fallecido músico y sacerdote Julián Zini, el líder de Los de Imaguaré destacó que “le ha aportado una columna poética fundamental a este tiempo. Estar sin él es revisar con mucha tranquilidad su obra y continuar difundiéndola. La gente lo extraña y la participación en las fiestas y festivales, le ponía una impronta muy personal a todo lo suyo”.

Respecto a la declaración de “Patrimonio de la Humanidad”, Julio Cáceres destacó que “es un compromiso muy grande porque creo que la gente que no nos conoce, va a visualizar al chamamé. También, desde ese conocimiento, vamos a poder aportar al conocimiento sobre nuestros valores, nuestra manera de ser y entender la vida a otras culturas”.

 

Versos para contar un camino

Al no poder viajar por la pandemia, Cáceres terminó un libro de sonetos denominado “Del Silencio y los Caminos”, en el que “voy relatando un poco lo que puede ser una autobiografía, donde voy contando lo que me sucede en el camino y espero que la gente pueda acompañarse con alguno de esos versos”, dijo.

El nombre se debió a que “el silencio es fundamental por mi condición guaraní y cristiana que es el lugar donde habita Dios; y los caminos por lo que él me ha puesto para que yo pueda vivir, recorriendo distintos espacios geográficos y humanos. Y el silencio es el lugar en el que yo abrevo para decidir cosas importantes”.