En Rusia comienzan la producción en serie de los robots de combate

Desde humanoides con capacidad de disparo con dos manos a tanques robots autónomos, el Ministerio de Defensa de la Federación Rusa avanza con el equipamiento tecnológico de sus fuerzas.

31/05/2021 20:23

FEDOR. El temible robot militar ruso que fue creado para ser utilizado en situaciones de rescate o desastre ambiental, según anticiparon.

 

Los grandes avances en el desarrollo de robots autónomos de los últimos años atrajo la atención de las potencias mundiales para aplicar esta tecnología en la creación de nuevos instrumentos de combate para sus ejércitos. Con varios prototipos en su haber, Rusia es uno de los países que hizo una fuerte apuesta para promover el uso de humanoides y vehículos autónomos, entre otros proyectos, para minimizar las bajas en sus filas.

Uno de los robots experimentales más llamativos es FEDOR, una plataforma robótica con un diseño humanoide que puede realizar disparos con dos manos. Presentado de forma oficial en 2017 por el Android Technics and the Advanced Research Fund, sus creadores en su momento aseguraron que este modelo con capacidad militar no tenía fines bélicos.

Sin embargo, Serguéi Shoigú, el actual ministro de defensa de la Federación de Rusia, promueve de forma activa el uso de robots en las fuerzas armadas.

De esta forma, las autoridades rusas señalan que FEDOR fue creado para ser utilizado en situaciones de rescate o desastre ambiental. Un antecedente se pudo ver en Atlas, la plataforma robótica desarrollada por la Agencia de Investigación de Defensa de EE.UU. (DARPA) que fue utilizado por las universidades para desarrollar varios de los proyectos para que pueda operar en áreas de desastres naturales y situaciones de rescate

Urán-9, un robot de asalto que se asemeja a un tanque autónomo, desarrollado para misiones de reconocimiento y destrucción de vehículos blindados.

 

Estos avances no impidieron que Rusia se especialice en dotar de equipamiento robótico en su sistema de defensa. De hecho, ahora cuenta con 20 unidades de Urán-9, un robot de asalto que se asemeja a un tanque autónomo.

Creado sobre la base del camión Kamaz, este sistema fue desarrollado por el grupo Kalashnikov, el fabricante del célebre rifle de asalto, tiene un peso de 12 toneladas y fue desarrollado para misiones de reconocimiento y destrucción de vehículos blindados.

El sistema Urán-9 cuenta con un cañón de 30 milímetros junto a una ametralladora, un lanzallama y un lanzador de misiles guiados antitanques. A su vez, Kalashnikov también posee el Urán-6, un modelo de 6 toneladas que se especializa en desactivar minas y otros artefactos explosivos, mientras que el Urán-14 se especializa en la asistencia de bomberos para la extinción de incendios.

A su vez, el Ministerio de Defensa de la Federación Rusa prevé que todos estos equipamientos militares robóticos estén actualizados con protecciones contra la radiación electromagnética, así como en condiciones de contaminación por radiación, para que los robots puedan contar con canales de comunicación protegidos con el punto de control.

 

Fuente: lanacion.com.ar