Declararon la nulidad del expediente que planteaba como un accidente las muertes de Irrazábal y Ayrault

Responsabilizaron al Estado nacional y provincial por no investigar las causas de la caída de un avión en 1973. Familiares de los ex gobernador y vice de Misiones como del piloto, mantienen las sospechas de un posible atentado.

11/05/2021 19:49

A 47 años de las muertes del exgobernador, Juan Manuel Irrazábal, su vice, César Napoleón Ayrault, sus esposas y el piloto Jorge Pirovani, ocurridas por la caída del avión en el que viajaban desde Posadas a Puerto Iguazú, continúan las sospechas sobre la posibilidad de un atentado que nunca fue investigado por la Justicia Federal.

En ese sentido se declaró la nulidad del expediente que apuntaba a tratar el caso como un accidente, haciendo responsable a los Estados nacional y provincial por la falta de investigación sobre las causas de los trágicos fallecimientos.

En diálogo con PRIMERA EDICIÓN el abogado y querellante, Pedro Pirovani, hijo del piloto fallecido, indicó que “nos debemos una charla entre las familias. Todavía no se resolvió la cuestión de fondo, lo que sí se resolvió es un incidente de nulidad que nosotros planteamos, y que amerita a muchas de las cosas que venimos reclamando hace tiempo”.

“El Juez Federal de Eldorado, Miguel Guerrero, hizo lugar y ordenó un poco la historia misionera”, opinó.

“En función a este fallo, sin dudas, habrá responsabilidades por acción u omisión por parte de los Estados nacional y provincial, por el perjuicio y el daño. Este es un paso importante pero sigue”, contó Pirovani y agregó: “Para nosotros esto fue un atentado donde hemos perdido a nuestros padres”.

“Lo que en cierta manera se está haciendo ahora es poner un poco más de luz a una impunidad de años”, expresó.

También recordó que el expediente anulado, que planteaba un accidente, “había sido tramitado en la Justicia ordinaria, de 86 fojas, donde no había una sola prueba, fue un atropello a los derechos constitucionales, algo muy grave”.

“Como eso estaba en el ojo de la tormenta era mejor dejarlo así y nadie lo investigó. De hecho, en el año 1983, cuando vino la democracia, se levantó una cruz, se hicieron unos arreglos, en el lugar donde cayó el avión, y después quedó todo en el olvido”, cuestionó Pirovani.

Por su parte, Maia Ayrault, hija del exvicegobernador, comentó que “todavía tenemos que juntarnos entre las familias porque esto fue muy reciente. Estamos contentos, son casi 48 años que venimos esperando que pase esto”.

Cabe recordar que la tragedia aérea tuvo lugar el 30 de noviembre de 1973, en cercanías de Puerto Iguazú, marcando una bisagra para la historia de Misiones, porque en ella murieron las máximas autoridades de la provincia, en ese momento, el gobernador Juan Manuel Irrazábal y el vicegobernador César Napoleón Ayrault.

Consultado por este Diario, el abogado Eduardo Paredes manifestó: “Se declaró la nulidad completa del expediente de la investigación donde se dijo que fue un accidente. Por ello, lo que se declara es que el Estado argentino, y entre eso está también el gobierno de Misiones, nunca investigó las causas de las muertes. Va a quedar abierta una duda eterna debido a que es muy probable que haya sido un atentado”.

Al mismo tiempo, comentó que “este fallo salió desde el Juzgado Federal de Eldorado, con fecha del 10 de mayo, mediante el cual, el Juez también consideró que el hecho no prescribe porque no fue investigado”.

Además, consideró que “lo que hizo el Juzgado Federal de Eldorado es determinar la anulación por falta de investigación de la justicia de provincia, también por desinterés en la época por parte de la Justicia Federal, por inactividad de la Fuerza Aérea que prácticamente no investigó nada, con lo cual se violó el principio que establece la Corte Interamericana en el deber de los Estados de investigar por una cuestión de memoria, justicia e identidad, máxime que se trataba del Gobernador y Vice de la provincia, en un momento trágico de la historia Argentina como fue la década del 70”.

“Por eso se marca un hito, ya que por primera vez el Estado, en este caso a través de un Juzgado Federal, reconoce la omisión del deber de investigar y alcanzar la verdad en un hecho de estas características”, completó.