Vancsik: “El deporte me enseñó que nadie llega solo”

El “Colo” recordó su niñez en el barrio Rocamora, su ingreso al deporte y contó por qué aceptó una candidatura política para llegar al Concejo Deliberante.

02/05/2021 12:55

PRIMEROS PROYECTOS. Vancsik junto al gobernador Oscar Herrera Ahuad comenzaron a dar forma a diversas iniciativas para Posadas.

 

Internacionalmente reconocido por sus logros profesionales como golfista, Daniel “El Colo” Vancsik redobló la apuesta de su historia, y desembarcó en la arena política local. Encabezando el sublema “Imaginate Ciudad” (FRC), asumió el desafío de lograr alcanzar una banca en el Concejo Deliberante de Posadas.

“Hace 44 años que camino la ciudad, hablo con su gente y conozco sus necesidades. Hoy siento que mi carrera profesional me dio muchas herramientas que puedo sumar para que mi ciudad siga creciendo”, aseguró Vancsik en diálogo con PRIMERA EDICIÓN.

El tradicional barrio Rocamora lo vio nacer. Allí, transitó su infancia, dio sus primeros pasos en el golf, conoció a Valeria Martínez con quien comparte su vida desde el 2009 y, hoy, son los orgullosos padres de Matheo (9). “No es fácil ser familia de un golfista. En Valeria siempre encontré apoyo incondicional y la voz de aliento necesaria para no aflojar”, destacó.

La cultura del trabajo la heredó de su madre y sus hermanos. Tras el fallecimiento de su padre, cuando tenía sólo 7 años, su familia se convirtió en lo que denomina “un verdadero equipo”.

Aseguró que esto aportó a sus cimientos bases sólidas de tenacidad y trabajo. “Nunca nos faltó nada, mi mamá se ocupó de que Martha, Jorge, Carlos, Karin, y yo funcionáramos junto a ella como un verdadero equipo. Todos juntos pusimos el hombro para ser lo que somos. Hoy, cuando hablo de ellos, me emociono”, admitió el candidato a concejal a este Diario.

Sus estudios primarios los cursó en la escuela Pedro Goyena, institución que recuerda con especial cariño pues, además de sus compañeros y maestras, también rememoró el esfuerzo compartido desde chico con su madre. “Mi mamá se levantaba a las 5 de la mañana a preparar los bollos. Mis hermanos y yo nos ocupábamos de llevarlos a la escuela, antes de la hora de entrada, para que fueran vendidos en el kiosco. Luego repetíamos la tarea por la tarde, porque mi mamá trabajaba de empleada de comercio hasta las 10 de la noche”, reveló Vancsik.

 

La llegada al deporte

Su irrupción en el mundo del golf fue de la mano de Carlos Krause, su abuelo, y Carlos Vancsik, su primo. “A los 14 años mi sueño era ganar el Máster. Desde entonces, siempre creí que hay que perseguir los sueños, que nadie puede decirte hasta dónde podés llegar. Siempre creí en mí. Siempre trabajé muy duro”, afirmó.

Durante sus más de 20 años de deportista profesional, ha sabido cosechar varias victorias alrededor del mundo y, también, algunos sabores amargos, capitalizando aprendizajes en todos los casos y revisión de “lo hecho” para mejorar su performance. “Para llegar donde llegué, he recibido ayuda de mucha gente y hoy siento la necesidad de devolverle a la sociedad todo eso que me ha dado. En este sentido creo que la tarea política, en este espacio, me identifica, y eso me impulsa a trabajar para cumplir este propósito”, explicó Daniel Vancsik.

“Mucha gente me pregunta por qué decidí ingresar a este mundo, donde tu imagen está expuesta a la mirada permanente de la sociedad, que te exige resultados porque es la que te eligió y confió en tu palabra. Yo no tengo historia política, mi única meta es ayudar. En este espacio encontré personas que persiguen esos mismos intereses, que no se suben al estrellato, que caminan con la gente, atienden sus necesidades. El teléfono del gobernador Oscar Herrera, y del vice, Carlos Arce, son de dominio público. Esa es la política en la que creo, y ese es el equipo del que quiero formar parte”, indicó el “Colo” Vancsik.

 

Tarea social

Su trabajo social comenzó hace más de un año, con el inicio de la pandemia. El parate mundial desestabilizó la economía de muchas familias posadeñas. Muchas encontraron en el “Colo” una mano amiga. Todo empezó ayudando a las familias de alrededor del club Tacurú, donde trabaja como instructor de golf.

Pocas semanas después, se encontró asistiendo a diversos merenderos de la ciudad y la constancia lo llevó a que vecinos de otras zonas acudieran a él. Así conoció a Oscar Herrera y a Carlos Arce, con quienes mantiene una fluida relación desde entonces.

Su imagen se popularizó en los barrios y, quien otrora era el famoso golfista, pasó a convertirse en un apoyo en momentos difíciles.

Vancsik destacó el valor del consenso. “Yo hablo con cada sector; escucho a los vecinos, a los comerciantes y en cada charla el común denominador es la búsqueda de consensos. Yo creo que, como concejales, debemos empujar todos juntos para adelante, y darle las herramientas a ‘Lalo’ para darle respuestas a la gente. Todos los días analizo con el equipo qué cosas hicimos bien, y cuáles debemos corregir para mejorarlas al otro día”, indicó.

Gran conocedor de la realidad social, su historia profesional -que lo ha llevado a recorrer gran parte del mundo- le permite observar en perspectiva su ciudad natal, a la que le reconoce un significativo crecimiento. Y le permite poner la lupa en lo que aún resta por hacer.

“El crecimiento de Posadas es muy notorio cada vez que uno viene de afuera. A lo mejor, al que está adentro, le cuesta un poco más verlo porque le surgen las necesidades de lo que aún resta por hacer. Y está buenísimo que sea así, porque siempre se puede más. No hay que conformarse. Hay cosas que están bien y otras que están mal, y en esas hay que poner el foco. Cuando uno hace seguramente se va a equivocar, y recibirá críticas. El único que no se equivoca y no recibe críticas es el que no hace nada”, finalizó el “Colo” Vancsik.