Biblioteca Popular Posadas: “Nuestro estado es calamitoso”

En dialogo con FM De Las Misiones, María José Bilbao, integrante de la BPP, contó que están en una situación límite y ya no tienen dinero pagar pagar los sueldos de los trabajadores. "Por lo menos aspiramos a que esta gente se vaya y así poder alquilarle a alguien más", dijo.

21/04/2021 12:26

 

Pasan las semanas y la empresa Mini Cuotas Ribeiro continúa incrementando su deuda con la Biblioteca Popular de Posadas (BPP). Mientras tanto, la sociedad posadeña continúa mostrando su apoyo a esta histórica institución al grito de “Ribeiro, pagá tus cuentas”.

En dialogo con FM 89.3 Santa María de las Misiones, María José Bilbao, integrante de la Biblioteca Popular de Posadas, contó que “nuestro estado es calamitoso, no nos han podido terminar de pagar el mes de marzo y no hay ninguna posibilidad que nos paguen el mes de abril. Así como estamos ahora no hay más plazos en la biblioteca, no hay un solo peso, y la verdad que estamos sumamente preocupados por la situación actual“.

Hemos intentado de todas las maneras que Riberio nos conteste, que nos de una señal de vida y nada, no contestan, no pagan, nada“, lamentó Bilbao.

Cabe recordar que la deuda es por el alquiler del local comercial aledaño, que es la fuente de mayor ingreso de la BPP y lo que les permite solventar sus gastos, fundamentalmente los sueldos de los cinco bibliotecarios que trabajan en blanco con los aportes y cargas sociales correspondientes.

Ante falta de respuesta de la empresa, la comisión directiva ha tenido que recurrir a la vía judicial enviado una carta documento, pero “llamativamente ni siquiera la recibieron, porque según nos dijo el Correo no hay nadie que la reciba, entonces te imaginas que nos quedamos otra vez sin asunto“, contó Bilbao.

Y mientras la comisión directiva de la biblioteca trata de seguir los causes legales, los empleados directamente apuntan a que la empresa simplemente se vaya y libere el espacio comercial. “Nosotros (los empleados) estamos con una campaña de que se vayan, porque sinceramente esto nos está perjudicando, porque más allá de que se hagan las acciones legales sabemos como son los tiempos legales en la Argentina“, señaló la trabajadora.

Por lo menos aspiramos a que esta gente diga ‘nos vamos’, y nosotros tener así la posibilidad de alquilarle a alguien más, porque esa es nuestra única fuente de ingreso cómo para que nosotros y nuestras familias podamos subsistir“, expresó.

Es que la situación de los trabajadores es muy delicada, según Bilbao, el mes pasado los cinco empleados tuvieron que repartirse los últimos pesos que tenía la Biblioteca, que solo alcanzó para pagarles la mitad de su sueldo.

Después mediante una campaña de donaciones que hicimos a través de mercado pago, nos pudieron pagar un poquito más gracias a la solidaridad de la gente y la comunidad, pero no alcanzo a cubrirnos el cien por ciento del sueldo, y ahora como ya se terminaron todas las reservas de la biblioteca estamos juntando de a puchitos lo que la gente nos da

Además de las donaciones, el apoyo de la comunidad a esta centenaria institución continúa con las sentadas pacíficas en la puerta de la BPP (calle Córdoba casi Ayacucho) que se viene realizando todos los miércoles a partir de las 9.

En la manifestación de hoy, se sumaron además otros agentes culturales como “Carozo” Sánchez o la gente de “Sakados del Tacho”. “Esto se está transformando en una cosa de cultura en la calle, tratando de que la gente de Riberio vea que no estamos solos, que la cultura necesita seguir funcionando y que si la biblioteca cierra no va a haber un espacio tan importante para la sociedad posadeña como ya lo teníamos“, contó.

Por otro lado Bilbao destacó que con el Gobierno de la provincia y la Municipalidad de Posadas están viendo alguna forma de ayudar ante esta situación, aunque insistió que “no es tarea del Gobierno bancarnos y sostenernos, porque justamente las bibliotecas populares son entidades absolutamente independientes, nos pueden ayudar, pero no es su obligación”, y remarcó que quien deben tomar responsabilidades es la marca Ribeiro.

Lo más penoso es que nuestra única forma de protestar es hacerlo frente al local, y nosotros sabemos que los pobres empleados que están ahí adentro tampoco están cobrando el sueldo y también están sufriendo toda esta situación. Entonces ellos también están atados a toda esta situación horrible, con el miedo que en cualquier momento desde Buenos Aires les digan que cierren, que no habrá más“, lamentó.

Entre tanto y hasta que este conflicto encuentre una solución, los trabajadores de la BPP deberán seguir dependiendo del apoyo de la ciudadanía. Aquellos que quieran hacer un aporte solidaria a través de mercado pago, pueden entrar a la página de la Biblioteca Popular donde figuran todos los links para hacer las donaciones libres.