Un misionero varado en México

Tras un mes en México a pura concentración, Mauri Lovera (20) y el equipo argentino se enteraron que deberán permanecer en ese país... ¡¡¡hasta el 23 de mayo!!! La cancelación de vuelos hacia Argentina complicó la vuelta a casa. “Es la nueva normalidad, hay que verle lo positivo”, le dijo a EL DEPORTIVO.

14/04/2021 16:04

Mauri Lovera en México

PACIENCIA. El equipo argentino de lucha con Mauri Lovera (de remera blanca), a la espera en Pachuca.

 

El periplo de Mauricio Lovera (20) en México pasó del sueño a la odisea. Es que luego de un mes de concentración en tierras aztecas con el equipo argentino, el luchador posadeño debería haber emprendido el regreso a casa el último viernes. Es más: ya debería estar en Misiones. Peeeeero… la cancelación de vuelos desde ese país hacia la Argentina obligó a reprogramar la agenda, por lo que Mauri y sus compañeros volverían recién el ¡¡¡23 de mayo!!!

La nueva normalidad cambió absolutamente todo. Y en todo el mundo. La lucha contra el coronavirus es del día a día. Y Lovera así lo confirmó en las últimas horas, con una noticia que le cambió los planes de manera impensada. El regreso a casa deberá esperar. No queda otra.

Debíamos volver a la Argentina el viernes, pero unos días antes nos enteramos que se cancelaban los vuelos desde acá. Se hizo reunión con los miembros de la Federación Argentina y nos dieron la noticia de que nos vamos a quedar hasta el 23 de mayo. Estamos varados en México”, contó Mauri desde México a EL DEPORTIVO.

La cosa viene así. Lovera se ganó uno de los seis lugares para participar de la concentración en ese país en el último Selectivo, en Buenos Aires, en febrero. El plan incluía entrenamientos en México desde el 14 hasta el 28 de marzo, para luego embarcar a España a disputar un torneo internacional. Y entonces reapareció el coronavirus: primero se suspendió ese certamen en Europa. Y ahora también la vuelta a casa.

Al principio, todos nos bajoneamos, nos pusimos tristes. La idea era 24 días en México y el viaje a España, en total, cerca de un mes y medio. Pero ahora vamos a estar casi tres meses. La verdad que nadie se lo esperaba. Son casi dos meses más”, explicó Mauri quien, de todas maneras, trata de encontrarle el lado positivo a la situación: “Lo bueno es que vamos a sumar más experiencias y vamos a ser tenidos en cuenta para cosas importantes”.

Lovera, que compite en la modalidad lucha libre hasta 65 kilogramos, entrenó con el team albiceleste primeramente en Guadalajara. No obstante, ante la situación, el sábado el grupo se mudó a Pachuca, donde permanecerá hasta mayo. “Acá nos dan el hospedaje, la comida y todo esto. Estamos cubiertos. Y desde la Federación nos van a apoyar con un viático”, contó.

Más allá de todo eso, hay otro problema, estrictamente deportivo. El selectivo nacional que definirá al representante argentino en los primeros Juegos Panamericanos Juveniles de Cali (desde el 5 de junio en Colombia), se desarrollará el 8 de mayo en Buenos Aires.

Como Mauri y sus compañeros no llegan, la Federación Argentina de Luchas Asociadas (Fala) les permitirá competir en un mano a mano con los ganadores de ese torneo para definir las plazas. “A la vuelta voy a tener que ganarme ese lugar en una suerte de ‘atajo’, en una lucha a tres peleas con quien gane el selectivo en mi categoría”, ratificó el luchador misionero.

Lo ya dicho, Lovera no baja los brazos y tratará de aprovechar la situación para seguir entrenando en el más alto nivel. “Ya está, esta es la nueva normalidad. Yo pensé que el domingo ya iba a estar en casa, pero bueno, es lo que nos toca. Como me dice mi viejo y el profe Adrián Báez, que me alientan desde Posadas, tengo que estar tranquilo y seguir, esto es lo que elegí y hay que encontrarle el lado positivo”.