La educación y la concientización en tránsito sigue siendo el camino

Fabián Pons, presidente de Observatorio Vial Latinoamericano (OVILAM), explicó que el 98% de los que tienen licencia de conducir no conoce las leyes de tránsito. Están viendo la implementación de un plan de saneamiento por células.

04/03/2021 10:49

RESPETO. “El entorno vial somos todos, si nos respetamos habrá muchos menos accidentes de tránsito”.

El no respeto por las leyes de tránsito, incluso el no conocimiento de las mismas, hace que los conductores en el país no sean considerados como buenos conductores. Además de la cantidad de accidentes de tránsito que es una de las preocupaciones hace años.

Fabián Pons, presidente del Observatorio Vial Latinoamericano (OVILAM) explicó en FM 89.3 Santa María de las Misiones, la radio de PRIMERA EDICIÓN, que “más del 98% de la gente que tiene una licencia de conducir nunca leyó la Ley de Tránsito, salvo las preguntas típicas que son las que se toman en el examen de manejo”.

Contó que en una encuesta hecha hace un tiempo donde se preguntaba cómo manejamos los argentinos, “lo planteamos de dos formas distintas cómo manejamos el vehículo que lo hacemos bastante bien y otra cómo manejamos el tránsito que lo hacemos bastante mal. En la encuesta más del 80% dijo que el argentino promedio maneja mal, pero cuando se le preguntaba cómo manejaba él o ella particularmente el 80% dijo que manejaba bien y ahí nos marca claramente la falsa percepción de cómo estamos manejando”.

“Esto pasa porque desconocemos las leyes de tránsito. Más del 98% de los que tienen una licencia de conducir nunca leyó las leyes de tránsito salvo algunas preguntas típicas del examen de manejo. Adolecemos de conocimiento de las leyes, ni siquiera sabemos que tenemos un sistema federal de leyes”.

“Se nos hace muy complicado respetar las leyes de tránsito, pero en cosas básicas, como respetar la prioridad de paso o cómo se tiene que hacer un adelantamiento, lo desconocemos o no lo aplicamos, porque tampoco hay un sistema de control y sanción, un sistema de otorgamiento de licencias que asegure que vamos a hacer las cosas correctamente”, indicó.

También contó que estuvo en San Vicente, Misiones, y se vio sorprendido, gratamente por un lado y no tanto por otro, “la semana pasada estuve cuatro días viendo como es el movimiento de la ciudad, hay algunas cosas que me sorprendieron para bien, por ejemplo el uso masivo de cascos por parte de los motociclistas y también me sorprendió la cantidad de siniestros con motos“.

“Estamos viendo la posibilidad de hacer un Plan de Saneamiento Vial en San Vicente y me reuní con el intendente, el director de Tránsito, el director del Hospital y me daban números. San Vicente tiene 179 heridos que entran al hospital por año, estamos hablando de una persona cada dos días“.

En la misa línea comentó que “el director del hospital me dijo que una fractura de una pierna al hospital le cuesta 300 mil pesos, un siniestrado grave en terapia intensiva que tuvo cirugías le puede costar millones de pesos a cada hospital. Cada herido grave está implicando socialmente a cuatro personas de su entorno a las que afecta laboral o socialmente, entonces cómo hacemos para disminuir eso. Lo que veíamos es que se transita más rápido de lo debido, las motos con multiplicidad de usuarios, en lugar de dos, que es lo permitido, van tres o cuatro, con cascos, pero sobrepasan la cantidad permitida”.

El tema de las motos es importante también; el consumo de alcohol que es otro problema importante, es un problema a nivel nacional que no se soluciona con tolerancia cero, se soluciona con educación, con concientización, con controles, muchos controles y con multas severas, que sólo sirven si están aplicadas correctamente”, explicó.

 

Calidad de multas

Pons explicó que hay “calidad de multas” porque “hay multa social, que es muy efectiva y se practica poco, la multa pedagógica, que es cuando el inspector de tránsito me detiene, me explica qué estoy haciendo mal, tomar conciencia de mi error”.

También dijo que “hay algo a lo que estamos apelando poco que es al retiro de la licencia, si fuésemos más severos no sólo con el bolsillo si con el retiro de la licencia por una cantidad x de tiempo, sería efectivo también”.

“La sanción la puede hacer el Municipio, la Provincia, no sólo cobrarte una multa sino el retiro de la licencia por días, meses o años, depende la infracción y la reincidencia, porque está el error repetido, cruzo en rojo, no respeto la prioridad de paso, y lo hacen repetidamente. Otra de las cosas que desaparecieron son los controles móviles, a nivel nacional ese control dinámico desapareció, es vital porque es muy disuasorio, porque veo el patrullero y automáticamente cambia la disposición de conducción y más si te paran”, indicó.

 

Plan de saneamiento vial por células

Pons indicó que están trabajando en Misiones para aplicar un proyecto que dio buenos resultados en Suecia que es el Plan de saneamiento vial por células de contagio. “Uno puede ir resolviendo los problemas de tránsito de una comunidad, porque cada comunidad es distinta y tiene sus características e ir haciéndolo en forma salteada, se aplica en uno, se saltea el pueblo del medio, y llega estos espacios por ‘contagio’ social, porque se tienen que hacer cambios sociales“, dijo.

Hubo cambios sociales que fueron exitosos en Argentina, como el del cigarrillo o el cuidado ambiental que poco a poco está creciendo, educar y concientizar sobre tránsito para mejorar va a llevar mucho trabajo, porque hay que tener conducta y tener políticas de Estado, eso es lo que preocupa, no se ve muchos políticos preocupados por ese tema”, agregó Pons.