El gasto mensual en la nafta sube $1.000 más que en diciembre

En diciembre pasado, en la capital de Misiones, la nafta Súper valía $69,10 por cada litro, por lo cual llenar un tanque de 50 litros costaba $3.455, mientras que ahora cuesta $3.860.

22/02/2021 09:40

AUMENTOS. Hay malestar entre los consumidores por las constantes subas.

Tras la última seguidilla de aumentos en los precios de los combustibles, el gasto mensual promedio de nafta se elevó casi $1.000 más que lo que se gastaba durante las fiestas de fin de año pasado.

Tomando como referencia al automovilista de Posadas que necesita llenar el tanque de su vehículo dos veces al mes para sus diferentes traslados, y de acuerdo a los últimos valores de las estaciones de servicio de YPF, con la opción Premium y la nafta Súper se gasta casi $1.000 más que en el último mes del 2020.

Se debe recordar que en diciembre pasado, en la capital de Misiones, la nafta Súper valía $69,10 por cada litro, por lo cual llenar un tanque de 50 litros costaba $3.455 (y hacerlo dos veces $6.910). Mientras que por litro de Infinia se cobraba $78,30, para llenar el tanque se necesitaban $3.915 (y en dos oportunidades $7.830).

Sin embargo, actualmente, según los precios de YPF, la Infinia sale $87,20 por cada litro, y la opción Súper unos $77,20. Así para llenar el tanque con el producto más cotizado hay que destinar $4.360, mientras que en el gasto mensual de dos cargas se van $8.720. En tanto que llenar el tanque con nafta Súper cuesta $3.860, y hacerlo en dos ocasiones llega a $7.720.

Puntualmente, un consumidor promedio necesita $890 mensuales más que en diciembre si llena el tanque dos veces con la Infinia; y unos $810 mensuales más si opta por el producto más económico.

 

Continuas quejas

Los elevados costos sumado a que los incrementos sorpresivos no se detienen, alimentan el malestar de los consumidores que protestan cada vez que deben ingresar a una estación de servicio para realizar una carga de combustible.

Luis Pires, empleado bancario, comentó a PRIMERA EDICIÓN que “es muy difícil viajar todos los días en auto hasta el centro desde los barrios alejados”. “Se gasta mucho dinero en nafta y después falta en otras necesidades más importantes de la casa, como alimentos. Pero uno tampoco quiere depender de los colectivos, por los horarios y porque viaja mucha gente con los riesgos sanitarios que eso implica ahora”, adujo.

A su vez, J. Alvarenga, empleado público, dijo que “cada día que debo manejar me agarra un malestar por lo que se gasta. Es imposible seguir pagando lo que cobran ahora por la nafta, encima siempre dicen que quieren seguir subiendo”.

El empleado de una estación de servicio YPF ubicada en avenida San Martín aseguró que “ya casi nadie pide llenar el tanque, eso pasa solamente en pocos casos de familias que hacen algún viaje al interior o a Ituzaingó”.

 

Movida empresarial

Luego del último aumento sorpresivo que comenzó a impactar el pasado lunes en Posadas, Faruk Jalaf, titular de la Cámara de Estaciones de Servicio y Afines del Nordeste (CESANE), opinó que “lo que vienen haciendo (las empresas) últimamente es subir en algunas provincias y en otras no, o en algunas suben más el gasoil que la nafta y en otro lugar hacen al revés; o aumentan solamente la nafta”. “Hacen una mezcla de todo para desorientar”, advirtió.

Y expresó que “desde que empezó el año se practican incrementos pequeños y salteados, en distintos lugares, y lo hacen para generar confusión intentando que el aumento de la nafta no sea una noticia de todos los días”.