Dieron el alta a la madre apuñalada y su hija permanece estabilizada

Se aguarda que la víctima de 20 años declare mañana ante el magistrado Ricardo Walter Balor. Según la acusación, el sospechoso había intentado matar a ambas a cuchilladas.

26/01/2021 11:36

ESCENA. La División Homicidios trabajó en la precaria vivienda del barrio Las Colinas del municipio de Garupá.

Se cumplen seis días del intento de asesinato que sufrieron una joven de 20 años y su hija de cuatro. La menor aún pelea por recuperarse de la severa lesión de cuchillo que recibió en el pecho. La madre ya fue dada de alta y se aguarda que declare en la Justicia lo sucedido en su vivienda del barrio La Colina de Garupá. El concubino, había intentado matar a su pareja y en esa situación también apuñaló a la hija de esta.

El agresor tiene 24 años y es conocido con el alias de “Ñeri”. Días pasados fue trasladado al Juzgado de Instrucción 6 para que declarara ante el magistrado Ricardo Walter Balor, pero optó por guardar silencio. Acto seguido fue imputado por los delitos de “femicidio en grado de tentativa y homicidio simple en grado de tentativa”.

Ya con el alta médica que recibió la joven, se aguarda que mañana esté en condiciones de declarar en forma testimonial ante el juez, para esclarecer los minutos previos a que su concubino tomara un cuchillo y le lanzara estocadas tanto a ella como a su hija. Los gritos de ambas probablemente las hayan salvado la vida.

El caso ocurrió durante la madrugada del miércoles, cuando los vecinos acudieron a ver que sucedía en la humilde vivienda que compartía la pareja. Ellos fueron los que primero la ayudaron mientras el sospechoso escapaba de allí con rumbo desconocido. Recibió tres puntazos en el pecho y otro en la región precordial (que rodea la zona del corazón). La niña terminó herida con una severa lesión que le perforó la zona del esternón.

Rápidamente fueron trasladadas al Hospital de Fátima, pero debido a la gravedad de las lesiones ambas fueron atendidas en principio en el sector de emergencias del Madariaga y en el Pediátrico respectivamente.

Personal de Criminalística de la Unidad Regional X realizó las pericias en la vivienda, donde secuestraron un cuchillo con manchas de sangre el cual será sometido a pericias dado que se cree que fue con el que el sospechoso cometió el ataque.

En base a fuentes consultadas, PRIMERA EDICIÓN pudo confirmar que la menor se encontraba estable y al menos no había empeorado el diagnóstico de gravedad con la que fue internada. En la medida que evolucione el cuadro, la Justicia avanzará con pericias para determinar si fue víctima de abuso sexual de parte del concubino de su madre.

Hasta el momento todas las pruebas recabadas apuntan a “Ñeri” como el autor del ataque. Si bien resta la declaración ante la Justicia, hay testimonios que lo ubican en la escena del hecho y en pleno escape luego de los gritos de sus víctimas.